Galiza: La Audiencia Nacional española pide 29 años de prisión para el independentista Raúl Agulheiro

05/07/2016

"España continúa su campaña de represión judicial y mediática contra el movimiento independentista en Galiza". Los próximos 6 y 7 de julio, la Audiencia Nacional juzgará a Raúl Agulheiro, independentista gallego que se enfrenta a una petición de 29 años de cárcel

En prisión preventiva desde octubre de 2014, Raúl Agulheiro va a ser juzgado en la Audiencia Nacional de Madrid los próximos 6 y 7 de julio. Según informa el Organismo Popular Anti-repressivo Ceivar, la Fiscalía ha elevado la petición fiscal a 29 años de cárcel y 10 años de libertad vigilada: 15 años por «daños con finalidad terrorista», 7 por «pertenencia a banda armada» y otros 7 por «depósito de armas».

El 3 de octubre de 2014, la Guardia Civil desplegó en la capital gallega un desproporcionado operativo policial, perfectamente coordinado con las principales agencias de comunicación, para detener al joven independentista Raúl Agulheiro. Una vez más, el discurso periodístico reprodujo literalmente la tesis policial y el auto judicial; en una suerte de juicio paralelo, obviando la presunción de inocencia, acusó directamente a Raúl de ser integrante de «Resistência Galega» y autor del sabotaje ocurrido el 30 de septiembre de 2014 en el ayuntamiento de Baralha, cuyo regidor es un declarado franquista del Partido Popular.

Después de tres días de detención incomunicada, sin acceso a asistencia médica y jurídica y sin derecho a comunicarse con familiares o amigos, la Audiencia Nacional decretó prisión preventiva para Raúl Agulheiro. Sometido a la legislación antiterrorista, está dispersado a cientos de quilómetros de distancia de su hogar (la llamada «dispersión», castigo adicional para familias y allegados de presos y presas políticas) y enfrenta el régimen más duro aplicable: el primer grado carcelario.

La campaña mediática que acompañó la detención de Raúl Agulheiro no sólo dio y da por hecho las acusaciones de la policía, sino que utiliza como argumento la militancia pública y, en concreto, el apoyo a los colectivos de solidaridad con las presas y los presos independentistas gallegos: el Organismo Popular Anti-repressivo Ceivar y la Plataforma Que voltem para a casa!

«Resistência Galega», un nuevo enemigo interno

La campaña represiva en Galiza dio un salto cualitativo cuando, el 13 de septiembre de 2013, una sentencia de la Audiencia Nacional consideró probada la existencia de un grupo armado, «Resistência Galega», y condenó a cuatro militantes a un total de 54 años de cárcel.

Con la intención de crear una sensación de alarma social, a la propaganda falaz le ha acompañado una desproporcionada represión policial que en los últimos años ha desencadenado la detención de más activistas, registros de domicilios, centros sociales y sedes de organizaciones, así como infiltraciones policiales y fuertes sanciones económicas.

En febrero de este año, la amenaza de las ilegalizaciones se concretó con la decisión de la Audiencia Nacional de decretar la «suspensión de actividades» a la organización política independentista Causa Galiza. En la denominada «Operación Jaro», nueve militantes fueron detenidos y se enfrentan a graves imputaciones penales por «enaltecimiento del terrorismo» e «integración en banda armada». Se les acusa de difundir mensajes contra la monarquía y el Estado español, así como de participar en actos públicos sobre la historia del independentismo gallego.

Caravana solidaria

Como respuesta a este nuevo juicio, el Organismo Popular Anti-repressivo Ceivar ha convocado concentraciones de apoyo a Raúl Agulheiro en varias localidades de Galiza. Además, se está organizando una Caravana Solidaria para desplazarse a la Audiencia Nacional de Madrid los días 6 y 7 de julio, bajo el lema «¡Contra la infamia de los juicios políticos, nuestra solidaridad es imparable!».

Vídeo «Eu Vou!», de apoyo a la concentración en la Audiencia Nacional de Madrid, los días 6 y 7 de julio de 2016:

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .