La salud y el medio ambiente, principales perjudicados por la minería de tierras raras según la EPA

14/01/2017

Un informe oficial de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos (Environmental Protection Agency, EPA) describe los impactos de esta actividad extractiva sobre aire, agua y suelos y explica cómo puede afectar tanto a las comunidades como a los trabajadores de este tipo de explotaciones.

Gráfico de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos sobre los efectos de la minería de tierras raras / EPA

El informe "Tierras Raras: Una revisión de la producción, procesado, reciclaje y  cuestiones medioambientales asociadas" publicado por la EPA, alerta entre otros factores de la problemática vinculada a este tipo de minería y sus efectos "para los trabajadores del sitio y los residentes cercanos" por la inhalación de polvos finos (partículas), por ingestión o contacto dérmico con polvos contaminados procedentes de pilas de almacenamiento o de transporte del mineral, un polvo que además "puede ser un irritante, un tóxico, o un carcinógeno" dependiendo del tipo de partículas del que se trate.
 
Por otra parte -indica el texto-, los trabajadores de las minas pueden estar expuestos a aerosoles de numerosos procesos como el de perforación, corte y triturado de la roca madre, pudiendo estos "acumularse potencialmente a lo largo de áreas perimetrales de estanques y lagunas y contaminar los suelos, sedimentos, aguas superficiales y aguas subterráneas poco profundas a través de la deposición y el transporte". De igual manera, el procesado de roca y el polvo minero puede contaminar los suelos, lo que puede afectar a la fauna y la vegetación, siendo posible que algunos tipos de tierras raras pasen a formar parte de los cultivos procedentes de suelos contaminados, lo que puede contribuir a su incorporación a la cadena trófica.
 
Tal como señala el documento, "un cierto nivel de materiales radioactivos se encuentra asociado a muchos depósitos de tierras raras", lo que origina que, "como resultado, los residuos de roca y lodos de la extracción de tierras raras también contienen estos radionucleidos", generando un tipo de desechos "que pueden dar lugar a niveles de radiación inaceptables". "Elementos como el torio y el uranio pueden concentrarse en los polvos y sedimentos minerales y el gas radón también puede ser emitido por estas fuentes" -señalan desde la EPA-.
 
LAS ACTIVIDADES DE EXPLORACIÓN MINERA PUEDEN RESULTAR IGUALMENTE PERJUDICIALES
 
Además de las actividades de extracción y transformación de las tierras raras, y de su potencial impacto como elementos generadores de drenaje ácido de mina (DAM) y aguas ácidas en función del sustrato rocoso, incluso las actividades de exploración pueden afectar a las aguas superficiales y subterráneas y según la EPA "la contaminación y otras masas de agua puede ser potencialmente problemático" dado que "los fluidos de perforación de actividades de exploración pueden tener efectos significativos en ambientes acuáticos superficiales o subterráneos".
 
RIESGOS SOBRE LA SALUD HUMANA
 
Aunque el informe reconoce todavía queda mucho por investigar en el terreno biomédico, la exposición a las tierras raras está asociada a determinados niveles con el aumento del riesgo cardíaco, una enfermedad pulmonar llamada neumoconiosis (en los trabajadores que inhalan el polvo de las minas y los vapores metálicos procedentes de diversas fases del proceso), leucemia, determinados tipos de fibrosis, niveles anormales de algunas proteínas sanguíneas, alteración en la duplicación de los glóbulos rojos e incluso a problemas relacionados con la síntesis y reparación de ADN celular.
 
UN PELIGRO COMPARABLE AL FRACKING

A la vista de lo expuesto por el informe de la EPA que ha dado a conocer la Plataforma Sí a la Tierra Viva, el colectivo ha demandado al Ejecutivo autonónimo de Emiliano García-Page una actuación firme y eficiente en la paralización de los proyectos minería de tierras raras en Ciudad Real, "que a todas luces son perjudiciales tanto para la Comarca del Campo de Montiel como para sus habitantes" porque "la realidad demuestra que este tipo de minería, y más cuando se realiza a cielo abierto, puede ser tanto o más perjudicial que el fracking".

Para la Plataforma "ya no caben más excusas, demoras ni irresponsabilidades" y "ya no es racional emplear el término cantera" por parte de los altos cargos de la Junta de Castilla-La Mancha "como si de una explotación de piedra ornamental se tratase" porque "la minería de tierras raras perjudica y pone en riesgo la vida de las personas y el futuro de las comarcas".

Por eso, ante esta problemática, Sí a la Tierra Viva anuncia un nuevo ciclo de charlas informativas en 2017 "con el objetivo de ofrecer información actualizada a la población sobre la problemática asociada a este tipo de proyectos extractivos" y que "agotará todas las vías legales a su alcance hasta conseguir la completa paralización del plan previsto por Quantum Minería en la provincia de Ciudad Real".