La aconfesionalidad del estado no tiene cabida en Semana Santa

El tratamiento institucional a la Semana Santa pone en tela de juicio el carácter aconfesional del estado. La cobertura de en directo por TVE del besamanos de cuatro ministros del Gobierno del Partido Popular al Cristo de Mena en Málaga genera reacciones en la red que cuestionan lo apropiado de la emisión en el ente público audiovisual.

La ministra de defensa María Dolores de Cospedal durante una procesión con la Brigada Paracaidista / @Defensagob

Desde ayer jueves las banderas de todos los cuarteles ondean a media asta. Lo harán hasta el domingo, tras una orden ministerial que establece que todas las unidades, bases, centros y acuartelamientos realicen este gesto en signo de duelo por la muerte de Jesucristo. A nadie se le escapa que se trata de una actitud llamativa entre las fuerzas armadas de un estado declarado constitucionalmente aconfesional.

No es el único gesto que continúa vinculando a las Fuerzas Armadas con esta celebración religiosa. Unidades del ejército participarán en más de 200 eventos religiosos repartidos por todo el país.

Las reacciones ante semejante vulneración de la aconfesionalidad del estado no se han hecho esperar. Desde la Asociación Unificada de Militares Españoles se ha mostrado malestar por la iniciativa. El abogado de la AUME, pone en duda que se atenga a la normativa la participación de los militares en estas manifestaciones públicas de religiosidad.

El Defensor del Pueblo también ha puesto en tela de juicio la pertinencia de las expresiones religiosas en estamentos públicos. Ante la reclamación de un estudiante de derecho de la Universidad de Salamanca, Daniel Lázaro, Francisco Fernández Marugán  ha manifestado su disconformidad con las explicaciones ofrecidas por el Ministerio. Según Defensa, la disposición de las banderas a media asta estaría amparada por una sentencia del Tribunal Constitucional que establece “en consonancia con la tradición [… ] forma parte de la tradición secular de los ejércitos que está integrada en la normalidad de los actos de régimen interior que se celebran en las unidades militares”. Sin embargo, para Fernández Marugán, “no hay duda de que este tipo de honores tienen una connotación religiosa”.

La polémica ha llegado a saltar a la prensa internacional apareciendo en el diario británico The Guardian.

Cobertura de un besamanos

La polémica sobre la actitud del gobierno y las instituciones no ha quedado solo en el ámbito de los edificios oficiales y los cuarteles. A lo largo de la mañana de ayer TVE emitió en sus dos principales cadenas eventos castrense religiosos, ofreciendo una cobertura especial en directo al besamanos del  Cristo de Mena en Málaga en el cual participaron cuatro ministros del actual gobierno: la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; el ministro de Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo y el titular de Justicia, Rafael Catalá.

La cobertura del evento castrense religioso no pasó desapercibida en las redes sociales que se llenaron de críticas y comentarios satíricos exponiendo que la propaganda religiosa en el ámbito estatal e institucional traía recuerdos del nacionalcatolicismo.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .

Comentarios

infancia