El Parlamento Europeo examina hoy la petición presentada por el Consejo de Informativos mientras continúan las dimisiones en protesta a la censura en TVE

16/05/2018

Representantes del Consejo de Informativos expondrán este miércoles ante la Comisión de Peticiones sus denuncias, pero la cúpula de la televisión pública ha decidido no dar la réplica, a pesar de haber sido invitada por la propia institución europea.

El director de Informativos del centro territorial de Valencia deja el cargo porque desde Madrid les ordenaron no emitir críticas de la Secretaria de Estado de Comunicación a los pensionistas que gritaban contra Rajoy.

Esta tarde a partir de las 16:30 la comisión de Peticiones @EP_Petitions examina la petición presentada por @CdItve sobre “la falta de objetividad” en la cadena

El Consejo de Informativos de TVE viene denunciando reiteradamente injerencias políticas y manipulación en TVE desde que el PP llegó al Gobierno. Hoy, 16 de mayo, ese Consejo va a exponer ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo un resumen de cerca de 500 casos que han recopilado desde 2014, cuando fue nombrado director de los servicios informativos el periodista José Antonio Álvarez Gundín, ilustrados con vídeos de los telediarios correspondientes. Se solicita que "el Gobierno español tome medidas y haga cumplir con los principios de pluralidad, independencia y objetividad a los que la radio y la televisión públicas están obligadas por la legislación española" y "acabar así con la manipulación que sufre RTVE". Por su parte, la dirección de TVE permanece en silencio y ha renunciado a intervenir o responder al Consejo de Infromativos en el Parlamento Europeo.

En definitiva, el CdI aspira a que el Parlamento Europeo inste al Gobierno español a adoptar medidas para que RTVE recupere la independencia y deje ser utilizada como apéndice del partido en el poder;

 

“En Bruselas expondrán la falta de pluralidad en las tertulias y programas de debate y detallarán la negativa de TVE a retransmitir por su cadena más importante la declaración como testigo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante la Audiencia Nacional por la trama Gürtel. También denunciarán la censura, en junio de 2016, del audio de las conversaciones del entonces ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, en la que ambos conspiraban supuestamente para incriminar penalmente o buscar acusaciones contra dirigentes de ERC y de CDC.”

El pasado 25 de abril otra representación de este consejo ya visitó Bruselas para denunciar "la situación de indefensión que sufren ante los reiterados casos de manipulación informativa que hace la corporación". Ya en octubre del año pasado, la Comisión de Peticiones de la Eurocámara aceptó la solicitud realizada por el Consejo de Informativos y encargó sendos informes a la Comisión Europea y a la Comisión de Libertades, Justicia y Asuntos del Interior para evaluar si se cumplen "los principios de objetividad, pluralidad e imparcialidad a los que está obligada la televisión pública tanto por la legislación española como por la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y la directiva europea 2010/13/UE".

Esta comparecencia en el Parlamento Europeo se produce mientras continúa la campaña de "viernes negro" que hace tres semanas iniciaron buena parte de los trabajadores de TVE, consistente en que los y las presentadoras y periodistas aparecen cada viernes en la pantalla vestidos de negro, en protesta por la manipulación informativa y porque el PP mantiene bloqueada en el Congreso la renovación de la Presidencia y el Consejo de Administración por concurso público, tal y como se prevé en la ley que todos los partidos aprobaron en septiembre pasado.

La comparecencia podrá seguirse desde este enlace en directo a partir de las 16:30 de esta tarde.

El director de Informativos de TVE en la Comunidad Valenciana, Enrique Pallás, dimitió ayer por estar en desacuerdo con la línea editorial de ese centro territorial, una semana después de que desde Madrid les ordenaran no emitir las críticas que había hecho la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, a un grupo de pensionistas que protestaban durante una visita de Mariano Rajoy al Ayuntamiento de Alicante.

Pallás ha presentado su dimisión una semana después de que, por la misma censura a las palabras de la secretaria de Estado, dimitiera la editora de los informativos de TVE en ese mismo centro territorial, Arantxa Torres. El Consejo de Informativos de TVE ha mostrado su apoyo a Pallás y a su trabajo profesional, como hizo en su día con Torres.

El 5 de mayo último, mientras Rajoy saludaba al alcalde alicantino al llegar al Ayutamiento, un grupo de pensionistas le recibió con gritos de "fuera, fuera" y la exigencia de unas pensiones "dignas". La secretaria de Estado comentó a la persona que tenía a su lado: "Dan ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles os jodéis", frase que fue grabada por una periodista de 12tv. Dos días después, Martínez de Castro pidió disculpas y dijo que había sido un comentario privado que hizo en tono jocoso.

La ya exeditora Arantxa Torres ha hecho pública una carta en la que explicita sus motivos para tomar esa decisión. Este es el texto:

Estoy muy orgullosa de ti. Quiero que sepas que eres admirable por defender tus principios como lo has hecho.

De los muchos mensajes que he recibido, es éste con el que me quedo. Es de Celia, mi sobrina, una adolescente de 16 años. Se está formando como persona, y como mujer. Está en pleno proceso que muchas hemos vivido de búsqueda de modelos vitales. Y creo que debemos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos con nuestras acciones. Las generaciones futuras nos miran, y no basta con decirles que hay que ser coherente con lo que uno cree que está bien, hay que demostrarlo con hechos. El mensaje de Celia también nos revela que nuestra sociedad está cambiando. Una adolescente que premia una decisión que considera valiente, tomada por una mujer como ella. Todos y todas le debemos el conseguir que la sociedad no la trate diferente por ser mujer. De momento, no es así, pero estamos en el camino.

Para avanzar en esa dirección, son muy necesarias plataformas como la de las mujeres de RTVE. El objetivo en femenino: una televisión, radio y web públicas que nos representen, que sea plural, independiente e… igualitaria. Y que esté presente una visión femenina en la elaboración de la información. Desde los medios de comunicación tenemos un deber social fundamental, mucho más exigente si hablamos de un servicio público. Desde la radio televisión pública es prioritario revisar la historia, recuperar la obra de pintoras que durante años han estado silenciadas, directoras, artistas, escritoras. Los logros de investigadoras, las hazañas de mujeres piloto, médicas, abogadas. Dar visibilidad a los deportes en los que compiten mujeres.

Y en el día a día, utilizar el lenguaje adecuado para relatar los casos de violencia contra las mujeres, contextualizar la información, y darle el tiempo y el tratamiento específico que requiere. Y por encima de todo incorporar la voz de la mujer que hace falta también en los debates, en los espacios de opinión, y en los puestos de responsabilidad.

Todos estos cambios inexcusablemente se deben desarrollar en un espacio público, de libertad y sin censuras donde se confíe en el criterio de los y las profesionales para contar el relato de la actualidad. Puede haber quien piense que decidí abandonar la edición del informativo dejándome llevar por la inercia, por el ambiente general de protesta. No es así. Ha sido una decisión personal, reflexionada, que tomé al considerar que una orden que no responde al interés general, sino a intereses políticos, afectaba al derecho a la información de los ciudadanos. Y a mí.

Esa tarde, me sentí vencida. Y fueron dos mujeres a las que admiro las que me ayudaron a dar este paso. Una vez dado, fueron las mujeres de esta plataforma las que me respaldaron de una manera rotunda. Un grupo del que me siento parte. Estáis invitados e invitadas a uniros a este movimiento que ya es imparable, y que estoy segura de que marcará el futuro de la radio televisión pública. Juntas, somos mejores. Gracias.