Bomberas y bomberos forestales vuelven a protestar por su situación laboral y anuncian un “verano caliente” con protestas y huelgas

11/07/2018

La postura empresarial consiste en mantener la negociación en la línea del convenio colectivo vencido y no ceder en ningún punto crítico.

Los bomberos y las bomberas forestales de la Comunidad de Madrid han vuelto a salir a la calle para protestar por la situación laboral que soportan y tras el bloqueo de las negociaciones del nuevo convenio con la patronal.

Tras la celebración de una asamblea durante los días 3 y 4 de julio, la plantilla decidió protestar una vez más para pedir a la Administración que medie en este conflicto, que se alarga ya durante más de 8 meses y que no parece mejorar tras 15 reuniones sin acuerdos.

Además, estas trabajadoras que  llevan más de diez años con sus salarios congelados, han anunciado una huelga que comenzará el 28 de julio y que se prolongará durante los fines de semana de todo el mes de agosto.

La Confederación General del Trabajo (CGT) reclama, entre otras cuestiones, el reconocimiento de la categoría de Bombero Forestal para estas personas, la consideración del tiempo de disponibilidad como tiempo efectivo de trabajo derivada de una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, mejoras en la salud laboral, ingresos por turnos 2x2 y la conciliación de la vida laboral/profesional con la vida laboral.

CGT ha anunciado que continuará peleando junto a la plantilla de bomberos y bomberas hasta conseguir que sus condiciones laborales sean dignas para quienes se juegan la vida trabajando en defensa de nuestros entornos naturales.

Temas: