La huelga en Renault consigue mantener el tercer turno de trabajo en Valladolid

28/07/2018

CGT advirtió que la decisión de destruir empleos no coincidía con las previsiones de fabricación y con la aplicación de la bolsa de trabajo. La central sindical se felicita de la victoria parcial e insta al personal de la planta en Palencia a secundar la huelga, “ahora más que nunca sobran las razones para demostrar que no sobra nadie en la plantilla”.

Trabajadores de Renault en un acto durante la huelga / CGT

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha celebrado que finalmente la dirección de Renault convocase, en la tarde del 26 de julio, a la Junta de portavoces del Comité de Intercentros para comunicarles que el turno de noche de la factoría de montaje de Valladolid no sería eliminado.

CGT ha declarado a través de un comunicado, que la dirección de la multinacional ya fue informada antes de la convocatoria de la huelga del error que cometía al hacer sus previsiones sobre el turno de noche. En este sentido, la organización anarcosindicalista ha explicado que, tanto en la factoría de Valladolid como en la de Palencia, no sobra ningún trabajador y que con esta actitud, por parte de la dirección empresarial, se iban a destruir puestos de trabajo que no sobraban, afectando a otros miles dependientes de proveedores y empresas colaboradoras.

CGT ha manifestado que Renault no se enfrentaba a una movilización de estas características desde hacía años. El sindicato considera que la convocatoria de huelga ha creado entre la plantilla conciencia de lucha por ser una protesta totalmente lógica. Además, los medios de comunicación que se han estado haciendo eco del conflicto laboral han señalado el comportamiento poco ético de la multinacional, que junto al apoyo de la ciudadanía, tras conocer que Renault ha recibido subvenciones públicas, ha desgastado las posiciones iniciales de sus directivos.

CGT anuncia que, tras cumplirse el objetivo perseguido en la factoría de Valladolid, la huelga ha quedado desconvocada en la misma. No obstante, CGT recuerda que la lucha continúa en la de Palencia, donde Renault sigue empeñada en destruir empleo a pesar de los importantes beneficios que obtiene a lo largo del año. La convocatoria de huelga sigue estando vigente en esta factoría, donde la empresa ha eliminado más de 800 puestos de trabajo el pasado lunes.

La CGT realiza un llamamiento a toda la plantilla del centro de Renault de Palencia para secundar esta huelga ya que, según este sindicato, “ahora más que nunca sobran las razones para demostrar que no sobra nadie en la plantilla”.