Más de mil personas se manifiestan en contra de un proyecto de cantera en el Valle de Tobalina

18/08/2018
  • En la mañana de hoy sábado día 18 de agosto, numerosos asistentes, más de 1.000, han recorrido las calles de la localidad de Quintana Martín Galíndez expresando mediante proclamas y pancartas su descontento ante la posible localización de una explotación minera en el Valle de Tobalina.
  • Al acto se han sumado concejales, así como los alcaldes pedáneos del municipio. Al término de la marcha se ha leído un manifiesto resumiendo las preocupantes afecciones de este irresponsable proyecto.

Comunicado

Los vecinos preocupados por la posible localización de una explotación minera en el valle se movilizan para reclamar que se desestime de forma definitiva este proyecto que amenaza a un área de 720 Hectáreas aproximadamente, un área equivalente a 720 campos de futbol.

Una explotación minera a pies del Humión, o en cualquiera de los puntos seleccionados para la recogida de catas, destrozara el paisaje del Valle de Tobalina y se produciría un impacto visual muy negativo que se vería desde el Monte Humión, desde el rio Ebro en el embalse de Sobrón, desde casi la totalidad de las pedanías, carreteras y senderos del Valle de Tobalina, GR99 y del Parque Natural Montes Obarenes San Zadornil.

El proyecto de cantera afectaría medioambientalmente a Zonas de Interés Comunitario y a espacios declarados por la Unión de Europea como de Especial Protección de Aves. En especial el proyecto afecta al Parque Natural Montes Obarenes San Zadornil, joya natural del norte de la provincia de Burgos.

Una explotación minera como la que se pretende realizar impediría el desarrollo del turismo, una de las fuentes de creación de riqueza y de empleo de la comarca y dañaría gravemente a los cotos de caza que son una de las fuentes de ingresos que mantienen a muchas pedanías del municipio.

A todo ello hay que añadir las afecciones a la calidad de vida de las personas: Afectaría a las infraestructuras viarias con el incremento del transporte pesado y el consecuente aumento del ruido y del peligro de accidentes. Afectaría a los campos, las huertas, las viviendas y a los pueblos con ruido y polvo en suspensión que podría ser desplazado por el viento a varios kilómetros de distancia. Especial mención merecen las posibles explosiones propias de una cantera o una mina a cielo abierto a escasos metros de una planta nuclear y el riesgo que esto puede conllevar para la población.

Al permiso de investigación concedido por La Junta de Castilla y León a la empresa ASFIBUSA perteneciente al Holding YARRITU se presentaron numerosas alegaciones, tanto por parte del Ayuntamiento del Valle de Tobalina, como por parte de pedanías y vecinos. No entendemos como casualmente ninguna fue aceptada.

No se ha tenido en cuenta ni siquiera que según las Normas Urbanísticas Municipales no se puede situar una explotación minera a menos de 3.000 metros del edificio de la Central Nuclear, ya que viene definido con claridad en los usos permitidos en ese radio de acción.

En esta línea la plataforma se posicionará enérgicamente en contra de cualquier administración que intente modificar o saltarse a la torera la normativa urbanística municipal con el fin de implantar este dañino proyecto en el municipio.

La oposición a la cantera crece día a día en el municipio como demuestra la manifestación de hoy y el hecho de que la totalidad de los grupos municipales ya han aprobado por unanimidad una moción en contra de este proyecto de explotación minera. La población es consciente de que si este proyecto se ejecuta sus consecuencias serán irreversibles a largo plazo e incompatibles con iniciativas de desarrollo para la comarca que puedan llegar en el futuro vinculadas a planes de desarrollo.

La plataforma quiere agradecer la presencia mayoritaria de los vecinos en esta manifestación. El de hoy ha sido sólo el primero de los muchos actos que desarrollaremos si insisten en imponer, en contra del sentir abrumadoramente mayoritario de los vecinos y vecinas y de la corporación municipal una explotación minera que lastraría para siempre el futuro desarrollo del Valle de Tobalina.

Demandamos iniciativas económicas en el municipio y en la comarca y estamos a favor de la implantación de todo tipo de industrias siempre que no sean destructivas con el territorio y perjudiciales para el medio ambiente y sus habitantes.

Apostamos por un desarrollo sostenible ligado a la conservación del entorno natural y del medioambiente, que genere empleo, que genere riqueza y que genere bienestar para los habitantes del Valle y quienes nos visitan. Queremos que en el valle de Tobalina se desarrollen proyectos respetuosos que generen consenso entre los vecinos y vecinas. El desarrollo económico del Valle pasa por la explotación de la agricultura, la ganadería, la caza, los recursos forestales, el turismo sostenible, la industria respetuosa, la hostelería, el pequeño comercio y el bienestar de las personas. Un modelo de desarrollo del todo incompatible con una explotación minera.