Unanimidad del Congreso en la nueva Ley de Protección de Datos

13/10/2018

La Comisión de Justicia acepta en parte las peticiones de la FeSP y la PDI y ha modificado la enmienda que abría la puerta al control y la censura en Internet, sin intervención de un juez.

Congreso de los Diputados / Archivo

La Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados ha aprobado, por unanimidad, la nueva Ley Orgánica de Datos de Carácter Personal, para acomodarla a las normas de la Unión Europea. Los grupos parlamentarios han aprovechado esta modificación para establecer en ese texto la garantía derechos digitales. 

La semana pasada, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y a Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) pidieron por escrito a los portavoces de todos los grupos parlamentarios en esa comisión que no utilizaran la proliferación de noticias falsas como excusa para introducir un nuevo artículo que permitiría borrar o modificar contenidos en internet sin la intervención de un juez.

Esas dos organizaciones también les trasladaron su preocupación porque mediante una enmienda pretendían ampliar el derecho de rectificación, pese a que ya está regulado por una ley, lo que abría la puerta al control y la posible censura en internet.

La FeSP y la PDLI también les pidieron que no aprovecharan esta modificación de la Ley de Protección de Datos para establecer una nueva regulación de los derechos al honor y la intimidad personal y familiar de la ciudadanía, al olvido y a la rectificación, porque ya están regulados por ley; la censura o el control de internet sin control judicial, por parte de las plataformas digitales; acabar con el anonimato en internet o ampliar a cualquier motor de búsqueda y a las hemerotecas digitales el derecho al olvido. 

Los grupos parlamentarios han tenido en cuenta en parte esas peticiones y, durante el debate en comisión celebrado el miércoles 10 de octubre, consensuaron y aprobaron dos enmiendas "in voce" en las que se establece que la vigente ley que regula el derecho de rectificación en los medios de comunicación será de aplicación en las redes sociales y servicios equivalentes. La nueva ley -que será aprobada por el pleno del Congreso la próxima semana, porque es una ley orgánica, y después pasará al Senado- tampoco acaba con el anonimato en internet, como habían hablado algunos grupos parlamentarios y en su día criticó la FeSP.

Los grupos parlamentarios no se han limitado a modificar la ley vigente para acomodarla al nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, que entró en vigor en mayo último, sino que han incorporado un catálogo de derechos digitales, algunos de ellos criticados por distintos sectores del ámbito de internet.

La nueva ley regula el testamento digital  (los familiares de una persona fallecida podrán pedir que sean canceladas las cuentas que tuviera en redes sociales), el derecho a la desconexión laboral del trabajador fuera de su horario y derecho a la educación digital, entre otros aspectos.