PSOE, PP y C’s tumban de nuevo en la Mesa del Congreso el segundo intento de abrir una comisión de investigación sobre Juan Carlos de Borbón, esta vez desde que es rey emérito

23/10/2018

Frente a la idea que defiende Izquierda Unida de que la inviolabilidad debe ir asociada siempre al ejercicio del cargo “y eso no tiene nada que ver con la corrupción ni con cualquier otro delito que hubiera podido cometer” el monarca, los tres grupos suman votos y basan su rechazo en que la Corona goza de protección en la Constitución y es una institución que queda al margen del control parlamentario.

Juan Carlos I disfrutando de una corrida de toros

Martes, 23 de octubre 2018.

La Mesa del Congreso, de nuevo con la suma de los votos del PSOE, PP y Ciudadanos, ha tumbado esta mañana el segundo intento de Izquierda Unida para poder debatir la creación de una comisión de investigación sobre Juan Carlos de Borbón a raíz de los supuestos delitos reconocidos por su amiga especial, la comisionista y aristócrata Corinna zu Sayn-Wittgenstein, a lo largo de las grabaciones de unas conversaciones con el ex comisario José Manuel Villarejo.

El pasado mes de julio los mismos grupos rechazaron un primer intento de esta iniciativa, ya que no acotaba el periodo temporal de la investigación e incluía la etapa como jefe del Estado de Juan Carlos de Borbón. De ahí que IU, a través de su diputada Eva García Sempere, impulsara hace dos semanas de nuevo esta comisión de investigación, pero estableciendo ahora que fuera a partir de 2014, cuando el actual rey emérito había dejado ya sus funciones como jefe de Estado.

La propia García Sempere valoró poco antes de registrarse la iniciativa que “esta vez nos atendremos al criterio que plantean la Mesa y el Gobierno, que es hacerlo desde que Juan Carlos ha dejado ya de ser jefe de Estado”.

La parlamentaria de IU detallaba entonces que “no entendemos ni compartimos que el rey sea inviolable. La inviolabilidad debe ir asociada siempre al ejercicio del cargo y eso no tiene nada que ver con la corrupción ni con cualquier otro delito que hubiera podido cometer”.

Izquierda Unida ha considerado en todo momento que esta iniciativa de creación de comisión de investigación responde a la necesidad de que se puedan conocer “los vínculos del rey emérito con la corrupción a raíz de las escuchas del caso Corinna”, plasmados según las revelaciones de Sayn-Wittgenstein en supuestos cobros de comisiones y en la ocultación de cuentas bancarias en Suiza.

Eva García Sempere considera que “debería ser la propia Casa Real la más interesada en aclarar qué es lo que ocurrió y qué relación tiene con estos posibles casos de corrupción, tanto los denunciados por  Corinna como otros que lamentablemente asolan este país”.

En la reunión de la Mesa del Congreso de hoy de nuevo PSOE, PP y Ciudadanos argumentan su rechazo en el hecho de que la Corona goza de protección en la Constitución y que es una institución que queda al margen del control parlamentario.