Tecnología 5G, salud y medio ambiente; Stop 5G en Segovia

13/06/2018
  • Científicos y expertos en salud participarán el Sábado 16 de Junio en Segovia en las Jornadas Stop5G, en las que se debatirá sobre los riesgos de la contaminación electromagnética.
  • Segovia y Talavera serán las ciudades en las que se realizará el experimento piloto de la futura red de telecomunicaciones 5G, que supondrá un aumento de la exposición electromagnética de la población.

Organizaciones ecologistas, colectivos científicos y asociaciones de personas afectadas por electrosensibilidad, Sensibilidad Química Múltple, Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia piden la suspensión del despliegue de la red 5G, hasta que no se cuantifique el impacto que supondrá para la salud y el medioambiente

Este fin de semana 16 y 17 de Junio, con motivo de la implantación de la red en prueba 5G en Segovia, la asociación Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud organiza unas Jornadas científicas en las que participarán destacados investigadores que ofrecerán una perspectiva independiente acerca de las implicaciones del incremento de la contaminación electromagnética al que estamos asistiendo.

En la actualidad cada vez más aparatos y sistemas requieren de una conexión móvil, tanto para el control de las funciones desde cualquier lugar como para su gestión a través de internet. Esta creciente demanda de puntos de conexión ha significado la necesidad de la expansión de las redes de telefonía móvil. A la red 4G, aún en desarrollo, la seguirá la 5G que utilizará nuevas frecuencias. La red 5G ya tiene los permisos legales en distintos países e inclusive ha puesto en marcha experiencias piloto en algunas ciudades.

Esta nueva red de telecomunicaciones se ha publicitado desde distintas instancias como un factor de desarrollo económico y bienestar para las personas. Sin embargo nada se ha dicho acerca de los riesgos para la salud que supondrá el incremento de contaminación electromagnética que vendrá aparejado.

En los últimos años hemos asistido a denuncias de investigadores y diferentes colectivos acerca de los conflictos de interés de los grupos y comisiones que deciden acerca de los niveles de radiación a los que está expuesta la población.

Algunos investigadores, tras la evidencia científica acumulada y las recientes investigaciones del NTP -National Toxicology Program-, en las que se ha establecido una relación dosis respuesta para el cáncer, reclaman una clasificación en la categoría 2A o incluso 1 para los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, que desde el 2011 están clasificados por la IARC -Agencia de Investigación del Cáncer- como carcinógeno 2B.

Antes de la puesta en marcha de la red 5G se están desarrollando experiencias piloto en diversos lugares entre los que están las ciudades de Segovia y Talavera. Estas infraestructuras en pruebas 5G han sido denunciadas por Ecologistas en Acción por no cumplir con los requisitos legales, como la falta de pólizas de responsabilidad civil, no tener en cuenta las alegaciones en la consulta pública en la que diversas asociaciones solicitaban evaluaciones de impacto ambiental y en la salud, y haberse puesto en marcha mediante un comunicado en la web del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda digital, un procedimiento irregular que no admite recurso legal.

De puertas para afuera la compañías de telefonía niegan los efectos negativos, pero de puertas para adentro ya están reconociendo ante sus accionistas que hay incertidumbre ante posibles demandas por daños a la salud de sus productos. British Telecom les dice claramente a los inversores en su informe anual de 2017: "No podemos ofrecer la seguridad absoluta de que la investigación en el futuro no establecerá vínculos entre las emisiones de radiofrecuencia y los riesgos para la salud". Y Nokia dice: "Ha habido algunos resultados de investigación que indican la posibilidad de que las ondas electromagnéticas emitidas por dispositivos móviles y estaciones base tengan efectos adversos para la salud, como el aumento del riesgo de cáncer".

En Septiembre pasado un Llamamiento realizado por más de 180 científicos avisaba de los efectos negativos de la radiación de radiofrecuencia y denunciaba que los actuales límites no protegen adecuadamente la salud y que están hechos a medida de la industria. En el citado llamamiento los científicos pedían a la UE detener la expansión de las redes 5G y tomar medidas para disminuir la exposición electromagnética de la población.

Por otro lado Francia que ya en 2015 había prohibido el Wifi y los móviles en las guarderías y la publicidad de móviles destinada a menores de 14 años, recientemente ha aprobado una ley por la que a partir del próximo curso también prohibirá el uso de móviles en escuelas e institutos. Las medidas tomadas por el ejecutivo francés y refrendadas por el parlamento van encaminadas a mejorar la interacción social y el clima escolar, así como a proteger la salud.

El grupo de ponentes de las jornadas estará constituído por: David O. Carpenter, profesor de ciencias de la Salud de la Universidad de Albany, anteriormente director del Centro Wadsworth del departamento de Salud del Estado de Nueva York. Annie Sasco, directora de epidemiología del INSERM, anteriormente directora de la unidad de epidemiología para la prevención del cáncer de la IARC. Magda Havas, profesora de ciencias ambientales de las Universidades de Toronto y Trent, con más de 180 investigaciones publicadas sobre toxicología y efectos de los contaminantes químicos y los campos electromagnéticos. Ceferino Maestu Unturbe, director del Laboratorio de bioelectromagnetismo de la Universidad Politécnica de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Sensibilidad Central. Y Alfonso Balmori, biólogo investigador sobre fauna y especies protegidas de la Junta de Castilla y León.

El Sábado por la tarde se realizará un cadena humana reivindicativa y el Domingo se impartirán talleres destinados a proporcionar recursos útiles a los afectados de electrosensibilidad y Sensibilidad Química Múltiple.

https://electroyquimicosensibles.org/