El Congreso aprueba una iniciativa de Unidos Podemos para recuperar la filosofía en los planes de estudio

17/10/2018
  • La Comisión de Educación saca adelante por unanimidad la Proposición no de Ley relativa a la consideración de los estudios de Filosofía en la Enseñanza Secundaria y el Bachillerato.
  • La iniciativa propone reorganizar el currículo de Bachillerato para establecer la Filosofía y la Historia de la Filosofía como materias comunes y obligatorias de 1º y 2º de Bachillerato.
Protestas recientes contra la desaparición de nueve facultades en Madrid. Archivo. Pinterest

La Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles la Proposición no de Ley relativa a la consideración de los estudios de Filosofía en la Enseñanza Secundaria y el Bachillerato.

La iniciativa fue presentada el día 19 del pasado mes de julio por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea. 

Su aprobación por unanimidad hoy en Comisión implica que el Congreso de los Diputados manifiesta al Gobierno la voluntad de diseñar un currículum común para todo el sistema educativo no universitario, que sea al mismo tiempo estable y flexible en los contenidos, y que dentro de ese currículum básico se incluirá un ciclo formativo en Filosofía secuenciado durante los tres últimos cursos de la enseñanza secundaria -cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), primero y segundo de Bachillerato-, de forma análoga a lo que sucede en otras materias como Lengua, Matemáticas e Historia.

Por consiguiente, se reorganizará el currículo de Bachillerato para establecer la Filosofía y la Historia de la Filosofía como materias comunes y obligatorias del 1º y 2º de Bachillerato. Asimismo, el nuevo currículo de 4º de la ESO incorporará la asignatura de Ética como materia común y obligatoria.

El grupo confederal celebra el consenso y asegura que ha llegado el momento de reparar el error del señor Wert y poner las bases de un sistema educativo que apueste por una formación reflexiva, ética y crítica. Una educación que no es ajena a los cambios tecnológicos de nuestra sociedad y que, por ello mismo, se interroga por los fundamentos ideales y normativos de nuestras sociedades.

Esta PNL ha sido consensuada con el Grupo Socialista y el Ministerio, por lo que el grupo confederal confía en que se trasladará al Proyecto de Ley de modificación de la LOMCE, en el que actualmente trabaja el Gobierno.

-

Proposición no de Ley relativa a la consideración de los estudios de Filosofía en la Enseñanza Secundaria y el Bachillerato

A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En ComúPodem-En Marea a iniciativa del Diputado Javier Sánchez Serna, presenta, al amparo de lo dispuesto en el artículo 193 y siguientes del vigente Reglamento de la Congreso de los Diputados, la presente Proposición no de Ley para su debate y aprobación en Pleno, relativa a la consideración de los estudios de Filosofía en la enseñanza secundaria y el bachillerato.

Congreso de los Diputados, Madrid, de julio de 2018

Javier Sánchez Txema Guijarro

Diputado Portavoz

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Filosofía ha sido unas de las grandes damnificadas por la LOMCE. En concreto, la LOMCE mantenía como troncal la materia de Filosofía de primero de Bachillerato, pero eliminaba el carácter troncal de la Historia de la Filosofía de segundo de Bachillerato y el carácter obligatorio de la Ética de cuarto de la ESO. Esta modificación significaba, por tanto, el mayor recorte de esta materia en la historia de la educación no universitaria de España.

En este sentido, la Filosofía es la única materia de Bachillerato que se encuentra en una situación anómala, ya que es troncal en primero de bachillerato y obligatoria para la prueba final de etapa, pero el alumnado puede no volver a verla en segundo de bachillerato. En algunas administraciones autonómicas se ha tenido en cuenta este problema y se ha intentado ofrecer una solución para que los estudiantes no tengan dificultades en la prueba final; pero, en otras, no. El resultado es una gran disparidad entre las distintas comunidades autónomas: al finalizar los dos cursos de bachillerato habrá estudiantes que estarán mejor preparados, porque en su comunidad se habrá incorporado Historia de la Filosofía como materia obligatoria en segundo.

Sin embargo, existe un consenso internacional sobre las ventajas de una formación en filosofía. Así, la UNESCO ha declarado la necesidad de la enseñanza de la filosofía en su Declaración de París de 1995 y ha reiterado este apoyo en numerosas ocasiones, como en La filosofía. Una escuela de la libertad (2005), estableciendo que la enseñanza de la filosofía debe mantenerse o ampliarse donde ya existe, implantarse donde aún no existe y ser denominada explícitamente con la palabra filosofía.

En el campo de la pedagogía, numerosos estudios apuntan que la Filosofía en general, y la Historia de la Filosofía en particular, ayudan al desarrollo intelectual del alumno en el ejercicio del pensamiento abstracto y en el desarrollo de la función ejecutiva del cerebro. Su enseñanza permite al adolescente desarrollar cierto distanciamiento crítico con la realidad que le rodea para tomar una decisión argumentada sobre esta. De este modo, la enseñanza de la filosofía y su historia hacen comprender al alumno que la realidad no se presenta de forma sencilla y evidente, sino que hay que desentrañarla a través de la utilización de la racionalidad y la argumentación.

Por otro lado, limitar los estudios en filosofía pone en riesgo la gran riqueza cultural que supone la transmisión y conocimiento de esta materia, ya que una parte fundamental de la cultura occidental se desarrolla desde y por la filosofía.

Finalmente, si entendemos que uno de los fines prioritarios de la educación consiste en formar a ciudadanos libres, la filosofía es imprescindible para desarrollar el pensamiento autónomo y crítico en que se funda la democracia, ya que la historia de la filosofía nos enseña a pensar de una manera crítica y autónoma. Crítica, porque el pensamiento se cuestiona permanentemente, y autónoma, porque el individuo toma el mando de su propia razón para exigirse a sí mismo el valor de usar su propio entendimiento. Así, la democracia es la forma social propia de la filosofía y, por ello, reducir ésta implica necesariamente reducir aquella, favoreciendo la desafección política y el estrechamiento de una ciudadanía crítica y reflexiva.

A raíz de ello, se presenta la siguiente:

PROPOSICIÓN NO DE LEY

  1. El Gobierno diseñará un currículum básico para todo el sistema educativo no universitario, que sea al mismo estable y flexible en los contenidos.

  2. Dentro de ese currículum básico se incluirá un ciclo formativo en filosofía secuenciado durante los tres últimos cursos de la enseñanza secundaria -cuarto de ESO, primero y segundo de Bachillerato-, de forma análoga a lo que sucede en otras materias como lengua, matemáticas e historia.

  3. Por consiguiente, el nuevo currículo de 4º de la ESO incoporará la materia Filosofía como materia común y obligatoria, reforzando sus contenidos éticos.

  4. Asimismo, se reorganizará el currículo de 2º de Bachillerato para incorporar la materia Filosofía como materia común y obligatoria, y continuación de las materias filosóficas de 4º de la ESO y 1º de bachiller.