En Marea pone de ejemplo los nuevos proyectos eólicos de la Costa da Morte para hablar de las consecuencias negativas de la Ley de fomento empresarial aprobada por el PP

09/02/2018

El grupo político denuncia que, además de los parques eólicos de Pena Forcada-Catasol II y Mouriños planteados por Gas Natural Fenosa en Laxe y Cabana, la declaración como proyectos de especial interés de 16 instalaciones más recuerda las consecuencias de la nueva Ley 5/2017: "Más ventajas para las empresas y menos derechos para la gente" en un tipo de propuestas industriales a menudo rechazadas por la ciudadanía porque "provocan impactos pero apenas aportan beneficios".

En Marea denuncia que los nuevos proyectos eólicos favorecen únicamente los intereses de las grandes empresas / Creative Commons

Tras la publicación en el Diario Oficial de Galicia de la aprobación de los 18 parques eólicos como proyecto especial interés, En Marea considera que "estamos ante los primeros frutos de la Ley de fomento de la implantación de iniciativas empresariales de la Xunta, aprobada por el PP para mayor gloria de las eléctricas.

La nueva normativa modifica la Ley 8/2009 por la que se regula el aprovechamiento eólico en Galicia, creando los proyectos de especial interés, y permitiendo que los plazos para la aprobación de estos proyectos sectoriales se reduzcan a la mitad. De este modo, indican desde En Marea, "lo que se consigue es dar más facilidades para las empresas y poner más trabas y restricciones a la ciudadanía a la hora de defender el paisaje, el medio ambiente o los recursos patrimoniales y turísticos.

Para Antón Sánchez, viceportavoz de En Marea, este modelo únicamente ajasaja a las grandes empresas, que pueden disponer a voluntad del territorio dejando en cambio para Galicia "sólo las migajas" en un modelo de expolio que sólo fomenta el saqueo por parte del gran capital y con frecuencia ocasiona unos impactos inasumibles a nivel paisajístico y medioambiental.