Alertan de la apertura de un aula del Instituto Confucio en el Centro de Lenguas de la Universidad de Vigo

16/04/2018

La Plataforma Ciudadana Stop Instituto Confucio, que agrupa a diferentes colectivos sociales y de derechos humanos iniciará una ronda de contactos a nivel gallego para informar sobre la problemática que implica la colaboración de la universidad pública con una institución directamente dependiente de la dictadura china a través de la organización Hanban. 

Instalaciones de la Universidad de Vigo / Wikimedia commons

Según indican, diversas delegaciones de los institutos y aulas Confucio en muchos países se han visto obligadas a cerrar sus puertas no exentos de polémica, con la preocupación fundada de que "están en juego la libertad de enseñanza, la libertad de acceso a la información o la crítica del saber al censurarse determinados tópicos como la ocupación del Tíbet, la persecución a los practicantes de Falun Gong, la masacre de la Plaza de Tiananmén o la situación de la isla de Taiwán".

Por otra parte -indican- diversos medios internacionales como la propia BBC o The Wall Street Journal han alertado de otros factores negativos como la discriminación en la contratación del profesorado, la inclusión de propaganda del régimen chino en los libros de texto e incluso los riesgos para la seguridad nacional, citando fuentes del Servicio Canadiense de Inteligencia y Seguridad (CSIS) o el FBI norteamericano.

Como resultado, se han producido numerosos cierres de centros como en Canadá (McMaster University at Hamilton, 2013), Francia (Université de Lyon, 2013), Estados Unidos (Pennsylvania State University; University of Chicago, 2014; Texas A&M University, 2018), Suecia (Stockholms Universitet, 2015), a las que se han unido en los últimos años otras muchas instituciones académicas a nivel internacional.

En este sentido, la Plataforma considera que el acuerdo alcanzado entre las Universidades de León y Vigo el pasado mes de febrero para la puesta en marcha de un Aula Confucio en el Centro de Línguas de la UVigo no es un hecho beneficioso por todo lo que implica y lamenta que la vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Vigo, Dolores González, diga apostar por un modelo de enseñanza del idioma chino impulsado por el régimen de Pekín "que es rechazado de manera unánime en muchas otras universidades del mundo".