En Marea denuncia el "expolio del viento" favorecido por el PP tras la autorización ambiental al proyecto eólico Mouriños

17/08/2018

El viceportavoz del grupo parlamentario Antón Sánchez afirma que el Partido Popular ha paralizado la aprobación de las Directrices da Paisaxe "para favorecer a las empresas eléctricas que están llevando a cabo estos proyectos eólicos en Galicia que no generan riqueza en la economía local", pero que sin embargo disparan el beneficio económico de las grandes corporaciones. 

 

En Marea denuncia que las políticas del PP gallego en el sector eólico van en contra del interés general de la población / Public Domain

En Marea indica en un comunicado que la Xunta acaba de publicar la aprobación del trámite ambiental del parque eólico Mouriños, entre las localidades coruñesas de Cabana de Bergantiños y Zas a pesar de que el proyecto "provocará impactos al medio ambiente, al paisaje y al turismo, sin crear empleo local y sin dejar ni un euro de canon eólico".

Desde la formación se apunta a que este proyecto de Naturgy "es el ejemplo perfecto de un modelo pensado para beneficio de las grandes eléctricas, ajeno al desarrollo económico local -incluso contraproducente-" y que no aportará nada a las arcas públicas en un territorio como Galicia que "acaba pagando la luz más cara del estado".

POCA CREACIÓN DE EMPLEO

En lo referente al empleo, consideran que "creará poco empleo en la zona, básicamente en la fase de construcción, y casi nada en la de explotación, con 1 o 2 trabajadores como mucho" y que "no dejará ni un euro en los Ayuntamientos de Cabana de Bergantiños y Zas al constar de 3 aerogeneradores, lo que hace que esté exento de pagar el canon eólico", contradiciendo así las tesis de la empresa promotora de que los parques eólicos "aprovechan una de las ventajas territoriales de Galicia, el viento, para su desarrollo y para mejorar la calidad de vida de las zonas rurales".

IMPACTO SOBRE LA NATURALEZA Y EL TURISMO

Desde En Marea se destaca que la zona "tiene un enorme potencial turístico por sus condiciones naturales y por su paisaje, pero eso no es óbice para que este proyecto pase por encima de todo y continúe con su tramitación". Además, recuerda que por sus especiales características, el área afectada debería formar parte de la ampliación de la Red Natura en Galicia según lo recomendado por la Unión Europea y por tanto "pasar a ser una zona vetada" para la implantación de parques eólicos, pero debido a las maniobras del PP para no aprobar las Directrices da Paisaxe, "aunque eso pase algún día, el parque ya será una realidad" aunque se encuentre situado en el área de distribución potencial de la subespecie lusitánica del escribano palustre, un ave en peligro de extinción.

Por otra parte, subrayan que la Axencia de Turismo de Galicia indica que "los impactos más importantes tendrán lugar en la fase de explotación", sobre todo en el medio socioeconómico "al tratarse de una zona con un claro destino turístico y rural". 

Todo esto sucede -alerta En Marea- "mientras sigue paralizada la aprobación de las Directrices da Paisaxe, misteriosamente congeladas y en trámite ambiental desde diciembre de 2016" provocando que los proyectos eólicos sigan adelante con su tramitación "sin poder contar con esta figura de protección", actuando de este modo a "hechos consumados".

LA XUNTA PRIMA EL BENEFICIO DE LAS GRANDES ELÉCTRICAS A LOS INTERESES DE LA POBLACIÓN AFECTADA

La formación denuncia, a modo de conclusión que el Gobierno de Núñez Feijóo ha permitido que la declaración de utilidad pública se utilice a favor de los intereses empresariales al pasar "por encima de otros usos" como el agrario, el forestal o el turístico, y que de manera agregada, la declaración de "proyecto de especial interés" acorta los plazos de tramitación a la mitad, conculcando los intereses de la ciudadanía afectada.

"Este proyecto insiste en el modelo eólico desarrollado en las últimas décadsa en Galicia, donde vuelan los beneficios producidos por el viento, no sirve para dinamizar la economía del rural y donde prevalece el descuido ambiental y paisajístico". De este modo "las empresas aprovechan la normativa aprobada por los gobiernos autonómico y estatal para hacer un gran negocio que poco o nada deja en la economía local" -concluyen desde En Marea-.