El horror amparado por la OTAN: Fatima y las niñas suicidas de Al Nusra

27/12/2016

Durante los cinco años de conflicto, Siria ha conocido todo tipo de horrores perpetrados por los terroristas.

Uno de ellos tuvo lugar la semana pasada, cuando una niña entró en una comisaría en Damasco, antes de hacerse explotar o de que la explotaran con un mando a distancia. La niña quedó destrozada por el cinturón de explosivos que llevaba y fue la única víctima del ataque.

Poco después, en lo que constituyó el segundo episodio de este hecho, tres videos fueron difundidos en Internet y revelaron los entresijos del reclutamiento de la niña.

Ella se llamaba Fátima y tenía 9 años de edad, según un individo que aparece en el primer video y que afirma ser su padre. Con él, hay otra niña, Islam, de años, de la que se afirma es la hermana menor de la primera.

El hombre se identifica como Abdel Rahman Shadad, conocido por el apodo de Abu Nimir, y asegura que pertenece a la rama de Al Qaida en Siria, el Frente al Nusra, que ahora se llama Fatah al Sham.

El vídeo parece haber sido grabado justo antes del ataque. El hombre pregunta a Fatima lo que se propone hacer. A lo que ella responde que está a punto de realizar una operación de martirio en Damasco.

“¿En Damasco? Eres pequeña y tienes sólo 9 años. Deja este asunto a los hombres”, dice el padre fingiendo interrogarla de nuevo. Sin embargo, él mismo da la respuesta: “Los hombres huyeron en los autobuses verdes”, dijo en referencia a la evacuación de los militantes de los barrios de Alepo.

Esta frase parece ser el mensaje central de este video.

Él sigue con sus lánguidos preguntas: “¿Vas a entregarte también para que los impíos te maten y te violen? “No”, dijo la niña tímidamente como respuesta, obviamente sin entender lo que decía. Y él respondió de nuevo: “Tú va a atacarlos. Somos la religión de la dignidad”.

A su hermana Islam, el hombre le pide también que vaya a “combatir” y que no tenga miedo de “ir hacia Dios”.

Otro vídeo sigue a éste. Él muestra a una mujer que lleva un niqab, presentada como la madre de las dos niñas. Ella se despide de ellas diciendo: “Tenez confianza y perseverad”. Y cuando su marido le pregunta acerca de las razones por las cuales ella envía a sus hijas al yihad, la mujer responde: “Los niños ya no son niños. El yihad es un deber para todos los musulmanes”.

El vídeo termina con imágenes del padre haciendo avanzar a sus hijas y pidiéndoles que partan hacia la “conquista” y a “matar impíos”.

No se sabe si la niña Islam tomó parte en este atentado contra la comisaría de Damasco u otro o qué ha sido de ella.

En un tercer vídeo, Shadad explica cómo tuvo lugar el atentado. Él revela que Fatima no quiso hacerse explotar la primera vez porque no había suficientes policías en la comisaría. Al día siguiente, ella fue enviada de nuevo al mismo lugar y la situación parecía idéntica, pero ella no quiso volver a la casa y quiso perpetrar el atentado “porque quería reunirse con Dios”.

Shadad concluye su declaración en el vídeo mientras al fondo se oye el llanto de un bebé de algunos meses afirmando que existe el proyecto de enviar a más niños suicidas.

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .