Lula podría ser candidato aunque su candidatura no llegue hasta el final

Después de que el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), ministro Luiz Fux, dijo en la última semana que candidatos condenables en segunda instancia son “irregulares”, políticos y ciudadanos pasaron a cuestionar la posibilidad de que el ex presidente Luiz Inacio Lula Silva se postule a la Presidencia de la República.

Los abogados especializados en Justicia electoral, profesores y juristas consideran que independientemente del colegio del TSE decidir-un colegiado que no siempre vota de acuerdo con lo que piensa su presidente – Lula puede, sí, presentarse, aunque esta candidatura sea impugnada más tarde.

“Vi muchos casos de alcaldes que tuvieron registro rechazado por los tribunales regionales electorales (TRE) de sus estados, que recurrieron al TSE y la corte superior liberó la candidatura”, contó el abogado Ruben Mariz, que actúa en una oficina conocida hace décadas por candidatos que buscan ingresar con recursos en la justicia electoral en Brasilia.

El ex ministro del Tribunal Superior de Justicia (STJ) y ex corregidor nacional de Justicia, Gilson Dipp, que evita hablar en posibilidades, considera a la corte electoral más débil en relación a otros tribunales y cree que los análisis anticipados sobre la situación de Lula debe dejarse de lado para que se espere la definición a ser adoptada por la Justicia Electoral en los próximos meses. Dipp también prevé un largo recorrido hasta que haya una decisión sobre la situación del ex presidente.

De acuerdo con Ruben Mariz, la gran diferencia entre Lula y los otros candidatos a alcaldes ya gobernadores que usaron este procedimiento en elecciones anteriores es que esta vez el TSE va a firmar una jurisprudencia que nunca tuvo precedentes – la petición de impugnación de un candidato a la presidencia de la República. Entonces hay que saber si el tribunal va a tratar sobre nuevos entendimientos o votar haciendo una analogía a la forma en que fueron juzgados casos que llegaron allí hasta hoy.

“En el caso del ex presidente, la primera instancia será el propio TSE y eso hace las cosas diferentes. Pero sé de casos de candidatos que sabían que eran inelegibles, registraron sus candidaturas y, 20 días antes, renunciaron y la coalición colocó otro nombre en el lugar. En muchas de las veces, el candidato que lo sustituyó fue electo, contabilizando los votos de lo que inició la campaña “, contó.

Plazos determinantes

El abogado observó que hay plazos que deben cumplirse para las impugnaciones, como el de las coaliciones para pedir la impugnación de una candidatura y el plazo para recurrir. Y recordó la situación en que candidatos concurren a los comicios “por su cuenta y riesgo” (ya esperando que la candidatura no vaya hasta el final), resaltando que esto puede suceder incluso con Lula preso.

“Es claro que en esta última hipótesis sería una candidatura sin la presencia del candidato en las calles, pero también es posible el registro en el TSE en estas situaciones. “Sé de un candidato a concejal que disputó elecciones en estas circunstancias y llegó a ser elegido, aunque su registro, al final, haya sido impugnado”, explicó Mariz. “La dinámica de la jurisprudencia en el proceso electoral muestra que hay nuevas caras que necesitan ser evaluadas por el TSE”, afirmó.

El mismo entendimiento es defendido por el profesor de Derecho de la Universidad Ceub, de Brasilia, Sebastião Leal. La posición de Leal es que hasta que se agoten todas las herramientas jurídicas de que dispone su defensa, tales como recursos variados a los tribunales superiores, Lula (o el PT) podrá registrar la candidatura, porque la propia Ley Complementaria 64/90 (Ley de la Ley Complementaria 64/90 Ficha Limpiadora) permite la candidatura sub judice de cualquier persona.

“Cabe a los abogados del ex presidente esperar todos los recursos a ser presentados al Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4) y luego, si no se contemplan, recurrir al Superior Tribunal de Justicia (STJ). Posteriormente, recurrir al Supremo Tribunal Federal. Hasta entonces hay un largo camino “, afirmó.

Ley de la Ficha Limpia

Daniel Falcão, otro especialista en Derecho Electoral, dijo también en una entrevista al diario estatal de Sao Paulo que “no hay amparo legal para impedir el registro de la candidatura del ex presidente”.

Las declaraciones de estos y otros operadores de Derecho van en contra con el discurso del ministro Fux, que destacó su posición de orden personal y se refiere a cómo él cree que debería ser la aplicación de la Ley de la Ficha Limpia. Sin embargo, la posición oficial del tribunal tendrá que ser tomada por el colegio.

Sin embargo, el magistrado, que asumió esta semana la presidencia del TSE, prometió mejorar la legislación de forma que la corte superior electoral “tenga reglas más rígidas respecto a candidatos con una vida anterior (es decir, condenados por el poder judicial)”.

Uno de los problemas para eso es que Fux es presidente sólo por un mandato en el tribunal. Su gestión dura seis meses y dejará el cargo cerca de septiembre, cuando asumirá la ministra Rosa Weber, del STF, antes de la celebración de las próximas elecciones.

Corriendo contra el tiempo, anunció que hasta mayo el TST ya se ha manifestado sobre la posibilidad de candidatos condenados a concurrir a cargos públicos por medio de liminares. Pero para estos abogados y profesores que acompañan el paso a paso de este caso, la discusión sobre la candidatura Lula debe tardar mucho más que ese período establecido por el ministro.

*Fuente: Brasil de Fato/ Edición: RBA

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .