Israel y EEUU, en camino de renovar su ‘pacto secreto’ contra Irán

El régimen de Tel Aviv trata de renovar el ‘pacto secreto’ antiraní suscrito con EE.UU. después de que Washington abandonara el acuerdo nuclear Irán-G5+1.

Para renovar el clandestino e ilegal pacto israelí-estadounidense, casi tres semanas después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciara, como deseaba el régimen israelí, que abandonaba el pacto suscrito por Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), el régimen de Israel envió el lunes a Washington a su asesor de seguridad interna, Meir Ben Shabbat, para reunirse con su homólogo estadounidense, John Bolton, y determinar la política que van a seguir respecto a Irán.

Los medios locales, citando el canal 10 de la televisión israelí, confirman que los debates se centrarán en “la renovación” de un memorándum de entendimiento conjunto de gran alcance entre Israel y Estados Unidos, que prevé una amplia cooperación para “confrontar” los programas nuclear y misilístico de Irán, entre otras actividades, que consideran “una amenaza”.

Bolton y Shabbat ya habían hablado por teléfono sobre una posible estrategia contra Irán, pero es la primera vez que van a abordar el tema en persona, recuerda la fuente. Las partes han acordado organizar equipos conjuntos de investigación para tratar varios aspectos de la supuesta “amenaza iraní”, añade.

Cada grupo, según explica el canal 10, se ocupa de un terreno específico: uno se centrará en las actividades de Irán en Siria y el apoyo que brinda Teherán al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), otro desarrollará las actividades diplomáticas y de Inteligencia para “luchar” contra las ambiciones nucleares de Teherán. El tercero se ocupará del programa de misiles iraníes y su supuesto intento de “fabricar sistemas misilísticos de gran precisión en Siria y El Líbano”. El cuatro y último se encargará de vigilar las actividades que podrían indicar el inicio de una “agresión” de Irán y/o Hezbolá.

Shabbat, sin embargo, no es el único enviado de Israel en busca de la ayuda de las potencias mundiales contra Irán. El ministro de asuntos militares del régimen de Israel, Avigdor Lieberman, también se reunirá el próximo jueves en Moscú, capital rusa, con el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, para abordar en concreto, “la presencia militar extranjera” en Siria a consecuencia del conflicto armado que comenzó en 2011.

Damasco condena sistemáticamente las intromisiones del régimen de Tel Aviv en sus asuntos internos y denuncia los ilegales ataques israelíes a su territorio, pero destaca el papel de las fuerzas iraníes en la derrota del terrorismo.

ask/nii/