EEUU financió en secreto ejecuciones ilegales en El Salvador

EE.UU. financió y equipó a agentes de la élite de la policía paramilitar en El Salvador acusados ​​de ejecutar ilegalmente a pandilleros, según informó CNN.

La cadena estadounidense de noticias CNN cuestionó en un informe publicado el martes que el Gobierno de Estados Unidos financió de forma silenciosa y casi en secreto al extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) de la Policía Nacional Civil (PNC) cuyos miembros son acusados en varios casos de ejecuciones extrajudiciales de pandilleros y algunas personas que no pertenecían a estas estructuras criminales.

“Los destinatarios exactos y la naturaleza de los fondos estadounidenses para la policía salvadoreña están envueltos en secreto”, advierte el reportaje.

No obstante, CNN confirmó que en el año 2016 los recursos destinados para apoyar económicamente al desaparecido GRP ascendieron a los $ 67.9 millones, mientras que las ayudas aportadas el año pasado totalizaron los $ 72.7 millones.

Lo que increpa la cadena de noticias es que el Gobierno de Estados Unidos haya apoyado financieramente a una “unidad policial que mató a 43 supuestos miembros de pandillas en los primeros seis meses del año pasado (2017)”.

Los destinatarios exactos y la naturaleza de los fondos estadounidenses para la policía salvadoreña están envueltos en secreto”, advierte el reportaje de la cadena de noticias estadounidense CNN.

CNN retoma el informe de Agnes Callamard, oficial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), que concluyó que el accionar de la PNC y en particular del GRP refleja “un patrón de comportamiento del personal de seguridad que asciende a ejecuciones extrajudiciales”.

Cuando se cuestionó a la representación diplomática norteamericana en El Salvador por este apoyo a una unidad élite de la PNC acusada de asesinatos extrajudiciales, el responsable del tema respondió que “el Gobierno de EE.UU. toma las acusaciones de asesinatos extrajudiciales extremadamente en serio, y ha expresado constantemente inquietudes con respecto a las denuncias de abusos de las fuerzas de seguridad, la necesidad de rendición de cuentas y el papel crítico de las fuerzas de seguridad respetuosas de los derechos en una democracia sana”, relata CNN en la nota.

La injerencia estadounidense se está llevando a cabo con el pretexto de la lucha contra grupos pandilleros como la Mara Salvatrucha (MS-13), cuyos miembros han sido descritos por el presidente de EE.UU., Donald Trump, como “animales”.

lvs/rha/msf