EEUU reducirá sus fuerzas en África con miras a Rusia y China

Estados Unidos planea reducir el número de sus fuerzas especiales en África para dirigirlas a contrarrestar las ‘crecientes amenazas’ de Rusia y China.

Según ha informado este lunes el diario The New York Times (NYT), este posible cambio en el número de fuerzas especiales destacadas en África tiene relación con una orden del secretario de Defensa (el Pentágono) estadounidense, James Mattis, para revisar las misiones estadounidenses de comando de élite en las últimas semanas.

El periódico norteamericano señala que la decisión de Mattis podría reducir a la mitad la cifra de fuerzas del Ejército de EEU. que realizan operaciones especiales en África durante los próximos tres años.

Esta revisión, según oficiales estadounidenses consultados por NYT, fue emitida en medio de una evaluación en curso de todas las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses en todo el mundo, después de que cuatro soldados norteamericanos murieran en una emboscada en Níger el año pasado.

Conforme al rotativo estadounidense, Estados Unidos tiene desplegados actualmente más de 7300 soldados de operaciones especiales en 92 países, muchos de ellos para participar en batallas secretas contra milicianos en Yemen, Libia, Somalia y otros lugares.

Los funcionarios del Pentágono han confirmado que tanto su jefe como el general Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto de EEUU, están preocupados de que los comandos estén demasiado dispersos.

Los dos altos castrenses ordenaron a las fuertes élites y otros comandos de África que presentasen una serie de opciones para mediados de junio con el fin de enfrentar otros desafíos, que además de Rusia y China, incluyen también a Corea del Norte e Irán.

“Nos enfrentamos a crecientes amenazas de poderes revisionistas tan diferentes como China y Rusia, naciones que buscan crear un mundo consistente con sus modelos autoritarios”, dijo Mattis en un discurso en la Universidad John Hopkins en enero pasado mientras describía la nueva estrategia.

Durante su alocución, admitió también que pese a que el Ejército estadounidense “siendo fuerte, nuestra ventaja competitiva se ha erosionado en todos los ámbitos de la guerra: aire, tierra, mar, espacio y ciberespacio, y se está erosionando continuamente”.

zss/ncl/fdd/hnb