Lula, indignado por la creciente injerencia de EEUU en Brasil

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) está preocupado con la creciente injerencia de Estados Unidos (EEUU) en Brasil, dijo João Pedro Stédile, líder del Movimiento de los Sin Tierra, después de visitarlo en la cárcel de Curitiba (sur) donde está preso desde el pasado 7 de abril.

"Está indignado con la situación, con el desmonte de la economía, que se revela en los datos (...) Cree que hay una injerencia cada vez mayor de los intereses de las empresas de EEUU, que manipulan al Gobierno golpista y a los empresarios brasileños", dijo Stédile, según una transmisión en vivo hecha a través de las redes sociales por el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, y que reseña este viernes Sputnik.

Stédile visitó a Lula junto a Rui Falcão, expresidente del PT, en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, donde el exmandatario se encuentra recluido.

Después, en un mensaje a los simpatizantes de Lula que acampan a las puertas de la cárcel, Stédile explicó que el expresidente también le expresó su malestar por el hecho de que decenas de menores brasileños indocumentados hayan sido separados de sus padres en EEUU.

El activista criticó, citando las palabras de Lula, que el actual Gobierno se "arrodillara" para recibir con todos los honores al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, el pasado 26 de junio, justo en un momento tan delicado.

Stédile, en nombre de los movimientos sociales, adelantó algunos de los actos previsto para las próximas semanas en defensa de Lula, como una huelga de hambre y una gran concentración de la izquierda en Brasilia, que contará con la presencia del Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel.

El líder izquierdista fue condenado a 12 años y un mes de cárcel por presuntos delitos de corrupción, aunque no existe ninguna prueba en su contra. El Supremo Tribunal Federal ha negado todas las peticiones que su defensa presentó para obtener la libertad provisional.

Lula sigue como favorito en las encuestas, de acuerdo con un sondeo realizado por la encuestadora brasileña Ibope y difundido a finales de junio, el 33 por ciento de los brasileños votarán por el líder de los trabajadores.

AVN.

Si las Fuerzas Armadas tuvieran que intervenir sería para hacer cumplir la Constitución, mantener la democracia y proteger las instituciones, admitió la víspera el general Eduardo Villas Boas, comandante del Ejército brasileño.

El alto oficial descartó sin embargo la posibilidad de una intervención militar en los mismos moldes del período de la dictadura, entre 1964 y 1985, reseñó el diario digital Brasil 247 al dar a conocer la información.

Quien interpreta que el Ejército puede intervenir (como en la dictadura), es porque no conoce las Fuerzas Armadas y la determinación democrática, de espíritu democrático, que reina y preside en todos los cuarteles, alegó.

Según Villas Boas, el Ejército actuará solo bajo la determinación de uno de los Poderes de la República, como sucedió, por ejemplo, con la huelga de los camioneros de mayo pasado, manifestó.

En un reciente comentario, el columnista de 247 Ribamar Fonseca alertó que, a juzgar por las repetidas manifestaciones de generales de pijama (en retiro), defendiendo una intervención de las Fuerzas Armadas, aparentemente ya existe, por lo menos entre los militares de la reserva, un entendimiento en ese sentido.

El comentario de Fonseca fue publicado a raíz de manifestaciones del general Girao Monteiro quien, a través de las redes sociales, defendió el uso de la espada para 'recolocar a Brasil en el rumbo cierto, a la derecha'.

Después de afirmar que 'así lo hicimos en el pasado, lo hacemos en el presente y lo haremos en el futuro', el general considera que en este momento difícil de nuestra historia ese uso vuelve a ser necesario, escribió el periodista.

También en fecha reciente el cientista político Alejandro Frenkel, ex consejero de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) recordó que el propio Villas Boas había amenazado públicamente con una intervención si el Supremo Tribunal Federal concedía un habeas corpus para evitar la prisión del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Las Fuerzas Armadas asumieron un papel fundamental en la política brasileña, concluyó el experto en declaraciones a Sputnik Mundo.

tgj/mpm

 
PL