“Rusia pagará un precio muy alto por injerencias contra EEUU”

El Comando Cibernético de EE.UU. tratará de impedir una posible injerencia rusa en los próximos comicios legislativos y promete “hacerles pagar” si lo hacen.

El jefe de la agencia de espionaje electrónico de EE.UU., Paul Nakasone, ordenó el martes al Comando Cibernético (USCC, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que coordinen acciones para contrarrestar la posible interferencia rusa en las elecciones legislativas previstas para noviembre, según reportó el medio local The Washington Post.

Nakasone procedió a ordenar a las dos organizaciones que tiene bajo su mando para que vigilen unos supuestos ciberataques procedentes de Rusia contra sistemas informáticos de EE.UU. en un momento en el que las agencias de inteligencia del país no gozan del beneplácito presidencial.

Dado que el presidente de EE.UU., Donald Trump, en su encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin, celebrado el lunes en Helsinki (Finlandia), puso en entredicho las labores de inteligencia de las mencionadas agencias de seguridad respecto a este tema, habrá que ver cómo será el desenlace de esta cuestión en el aire. 

En este sentido, el que fuera director de la NSA y la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) entre 2005 hasta 2009, Michael V. Hayden, señaló al rotativo que Nakasone y los jefes de las otras agencias están haciendo todo lo que pueden, sin contar con el apoyo explícito de la Casa Blanca, para evitar un nuevo episodio de supuestas acciones injerencistas de Rusia, como lo denunciado durante las elecciones presidenciales de 2016.

En una muy reciente intervención suya ante el Congreso de EE.UU., Nakasone advirtió que esta supuesta acción de Rusia no es una amenaza cibernética estrechamente definida, al tiempo que destacó que esta medida es una de las amenazas de seguridad nacional estratégica más importantes que enfrenta Estados Unidos desde el 11 de septiembre.

Asimismo, comunicó a los legisladores que uno de los hechos más inquietantes es que los adversarios de los Estados Unidos, incluida Rusia, “no les temen” y no dudó en aseverar diciendo que lo más importante para las agencias con sus contramedidas es hallar la vía de un cambio en el comportamiento de los rusos.

Este funcionario afirmó ante sus interlocutores que las agencias bajo su mando buscan que “Rusia pague un precio muy alto por sus acciones” de injerencia contra EE.UU.

Estas percepciones de Nakasone chocan directamente con las afirmaciones de Putin, quien una vez más, delante de Trump rechazó y negó cualquier índice de participación rusa en los comicios de hace dos años que llevaron al magnate neoyorquino a la Casa Blanca, tal y como la Cancillería de Rusia ha refutado en su día estas acusaciones.

krd/ktg/msf

Temas: