El presidente de Guatemala es acusado de financiamiento ilícito de campaña

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, de nuevo es requerido por la Justicia de ese país acusado de financiamiento ilícito de campaña.

El presidente guatemalteco Jimmy Morales en abril de 2016 / Wikimedia

Tan solo han pasado 35 días desde que el presidente de Guatemala fue denunciado por abuso sexual y ya tiene sobre sus hombros otra acusación; esta vez por financiamiento ilícito electoral.

De acuerdo a las investigaciones del Ministerio Público, Jimmy Morales no reportó al Tribunal Electoral al menos un millón de dólares que recibió para pagos de campaña.

Una de las diputadas más respetadas en cuanto a su trayectoria como legisladora resultó salpicada del delito de financiamiento electoral ilícito. El Ministerio Público pidió también que se le retire la inmunidad.

El caso ya había sido encaminado por la ahora ex fiscal general Thelma Aldana. Dentro del proceso se cuenta con el testimonio de al menos 5 empresarios que ya fueron condenados por aportar de manera ilícita a la campaña de Morales. No obstante dos irregularidades más fueron denunciadas por lo que la petición demoró un tiempo más, pero las pruebas son más que contundentes.

Morales ha podido eludir varios antejuicios con anterioridad planteados por el mismo Ministerio Público y por sociedad civil, y aunque las pruebas son serias, las fuerzas oscuras en el Congreso han demostrado que seguirán respaldando al mandatario.

Retirarle la inmunidad al presidente no será cosa fácil: primero la solicitud debe llegar a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y si esta otorga un dictamen favorable pasará a una comisión pesquisidora en el Congreso de la República, posteriormente los 158 diputados deberán discutir si le retiran o no la inmunidad al mandatario.