Trump ningunea a las víctimas mortales del Huracán María en Puerto Rico

Donald Trump vuelve a rechazar el elevado número de los muertos por el huracán María en Puerto Rico y atribuye el aumento del balance al ‘arte de magia’. Pese a los 3000 muertos causados por la catástrofe climatológica, el mandatario calificó su gestión como "fantástica".

El mandatario estadounidense / AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, parece continuar empeñado en provocar la ira del entorno político internacional, incluida la del gobierno republicano de su Estado Libre Asociado, Puerto Rico. El mandatario ha tuiteado este sábado que el número de decesos pasó de 16 a 64 “a lo largo de muchos meses”. Y luego, “como por arte de magia, ‘3000 muertos’”.

El inquilino de la Casa Blanca ha criticado en otro tuit al Gobierno puertorriqueño por haber comisionado un estudio independiente para que investigadores de una universidad de Washington determinara cuántas personas murieron a causa de la tormenta.

“Este método nunca se usó antes con otros huracanes porque las otras jurisdicciones saben cuántas personas murieron”, ha afirmado.

Trump publicó el jueves un tuit similar en el que sugirió que el más reciente número de muertes por el citado ciclón, que a principios de agosto asoló a la isla, era una invención del Partido Demócrata para divulgar una información “incorrecta” con el fin de lucir ante la opinión pública su gestión realizada ante el desastre.

En reacción, la alcaldesa de San Juan de Puerto Rico, Carmen Yulín Cruz, reprobó a Trump luego de que éste pusiera en duda la cifra de muertos. “Negar nuestros muertos no tiene perdón (…) ¡Maldita sea, esto no se trata de política, esto siempre ha sido un asunto de SALVAR VIDAS¡”, dijo en Twitter.

El presidente estadounidense visitó la isla casi dos semanas después del devastador huracán de categoría 5, un corto viaje de cinco horas en el que no anunció ninguna medida de apoyo a los damnificados, y solo dejó un sentimiento de humillación y provocó el rechazo de la población ante la inacción tanto del Gobierno estatal como federal.

En un informe preparado para el Congreso de EE.UU., Puerto Rico solicita a Washington 139 000 millones de dólares de fondos para la reconstrucción, incluidos 33 000 para viviendas, 30 000 para el suministro de agua y 26 000 para el servicio eléctrico.