Colombia: Industria militar sueca pesca en el rio revuelto de una eventual guerra desde Colombia contra Venezuela

El 14 de marzo, 2017, acuerdos políticos, militares y de inteligencia entre Colombia y Suecia. ¿En favor y en contra a quién(es)? Es conocido que desde la embajada colombiana en Estocólmo se ha realizado espionaje a los refugiados políticos colombianos exiliados en Suecia y el parlamentario sueco advierte sobre las consecuencias. Faksimil del diario El País, Cali.

TEGUCIGALPA / 2018-10-03 / La industria militar sueca con su olfato de pescar en conflictos bélicos y de guerra ya se ha instalado en la capital colombiana desde el año pasado. Ahora más que nunca siente que hay ambiente para vender su avión de guerra, JAS-39 Gripen, del consorcio SAAB, calculando una guerra contra Venezuela. El dueño de esta industria militar sueca es la familia Wallenberg, la familia y el poder más fuerte de Suecia. Preside también otras empresas transnacionales.

La noticia no cayó como una sorpresa. Ya el 19 de enero del 2017 John Stjernfalk, el brigadier general y asesor en el ministerio de defensa sueco se reunió con el viceministro colombiano de Defensa, Aníbal Fernández de Soto en Bogotá. Facsímil del portal [Infodefensa.com].

El 14 de marzo de 2017 se podía leer en El País (Col./Cali) que “Colombia y Suecia suscriben un convenio de cooperación en áreas como seguridad, defensa y derechos humanos”. [http://www.elpais.com.co/colombia/colombia-y-suecia-firman-acuerdo-de-co.... Los firmantes fueron el ministro de industria sueca Mikael Damberg y el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ex presidente de Industrias de Colombia, ANDI.

¡“SI A LA GUERRA, NO A LA PAZ”!

Este acuerdo fue el primer paso para la venta del avión de guerra sueco JAS-39 Gripen. Cuatro meses después, el 14 de julio, el director ejecutivo de SAAB, Tomas Lindén, se instaló en su oficina en el norte de Bogotá, listo para comenzar el trabajo de la venta del avión.

Nosotros ya habíamos hablado a final del mes de mayo de 2017 con el primer secretario de la embajada sueca en Bogotá sobre la contradicción de vender ese avión de guerra. Solo cinco meses había pasado desde que el Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC-EP había sido suscrito. ¿No era mejor hacer como el gobierno cubano, que ofreció mil plazas en la Escuela Superior de Medicina Latinoamericana en la Habana, ELAM, para reforzar y respaldar ese acuerdo de paz en vez poner más leña a la brasa de la guerra?

Habíamos hablado unas semanas antes con Ronald Tellez, un ex combatiente de las FARC que durante la guerra había perdido la mitad de su brazo derecho y que ahora, en paz, preside una nueva asociación de lisiados de la guerra que está constituida por ex guerrilleros, ex paramilitares y ex militares, todo en el signo de la reconciliación de Colombia.

LOS COMERCIANTES SUECOS DE LA MUERTE

Lo que vino después ya lo sabemos. Los capitalistas de la muerte, los comerciantes de la guerra como la Familia Wallenberg & SAAB no le interesa la paz, le interesa, en este momento, una guerra entre Colombia&EEUU contra Venezuela. Porque, según los generales colombianos, la FAC, la Fuerza Aérea Colombiana necesita nuevos aviones urgentemente para poder competir y combatir a los nuevos aviones modernos rusos que posee Venezuela Bolivariana para poder defenderse contra Trump y el ´Rasputín de los Andes´, Colombia.

Entrevistamos al diputado del partido de izquierda sueco, Jens Holm (reelegido hace dos semanas), un conocedor del conflicto colombiano sobre la posición del gobierno sueco y colombiano de invertir los millones de dólares en nuevos aviones de guerra sueco. Y vale la pena ahora de publicar nuevamente la entrevista con Holm, que viene más abajo.

El que quiere leer todo el reportaje, incluyendo la entrevista con el ex guerrillero Ronald Tellez puede hacerlo en el siguiente enlace:

¿Qué es lo que puede hacer la comunidad internacional?

Consultamos con el diputado del partido de izquierda del parlamento sueco, JENS HOLM, que es un conocedor sobre el tema colombiano desde hace más de veinte años. Le enviamos la entrevista de video con Ronald para que se oriente sobre el tema de los lisiados de guerra.

*** ¿Suecia puede ayudar y aportar con algo al tema de los lisiados de guerra en Colombia?

– Nosotros (el Partido de Izquierda, Vänsterpartiet) hemos trabajado para que Suecia sea más partícipe en el proceso de paz en Colombia. Suecia tiene una considerable credibilidad internacional. Hay muchos que recuerdan [el ministro de estado asesinado] Olof Palme y nuestro apoyo activo a Vietnam, contra el apartheid y contra las dictaduras en América Latina. Ayudar con la rehabilitación de los lisiados de la guerra podría ser una forma muy concreta en la que Suecia podría desempeñar un papel. Voy a ver cómo podemos plantear la cuestión con el gobierno.

La industria militar sueca y Colombia

El 19 de enero de este año se reunió John Stjernfalk, general de brigada y asesor del Ministerio de Defensa sueco con el viceministro colombiano de Defensa, Aníbal Fernández de Soto en Bogotá. “Colombia y Suecia fortalecen sus relaciones en defensa y seguridad”, tituló el portal “Infodefensa.com”, órgano de los militares colombianos. Las partes firmaron un memorándum de entendimiento (MOU), con el fin de “fortalecer las relaciones bilaterales en defensa, así como en temas concretos de intercambio de información (¿qué tipo de información?, nota del redactor), entrenamiento militar en operaciones de paz (¿con un país del otro lado del planeta?), derechos humanos y cooperación”.

*** ¿Cómo interpreta estas dos reuniones y dos acuerdos?

– Aunque existe un acuerdo de paz, la estrecha colaboración del ejército colombiano con los paramilitares y las violaciones generalizadas de los derechos humanos es un hecho conocido. Las Fuerzas Militares de Colombia y los servicios de inteligencia todavía tienen mucho que demostrar antes de que puedan ser un socio adecuado para Suecia. Por lo tanto, creo que [el acuerdo de cooperación] es lamentable. Suecia va a trabajar por la promoción de la paz y la profundización del Acuerdo de Paz en Colombia. Entonces la cooperación debería realizarse principalmente a través de las organizaciones de derechos humanos, sindicatos, organizaciones de mujeres y otros actores de la sociedad civil. También me pregunto ¿qué tipo de información se refiere de intercambiar? Colombia, incluso a través de su embajada aquí en Estocolmo, ha recopilado activamente información sobre los colombianos exiliados que viven en Suecia. Por lo tanto cuestiono a un mayor intercambio de información entre los dos países.

Suecia ofrece aviones de guerra y Cuba capacitar médicos

El mismo día que el acuerdo de defensa y seguridad fue firmado entre Colombia y Suecia, el embajador de Cuba en Bogotá anunció públicamente que Cuba ofrece a ex combatientes de las FARC 1000 plazas en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en Cuba. [1]

*** ¿Suecia puede ofrecer algo similar y cómo ves la oferta cubana en respaldo a la Paz?

– Celebro esto y espero que Suecia podría ayudar al proceso de paz con generosas ofertas similares. Si Cuba, con sus recursos limitados, sin embargo pueden activar tal aporte, Suecia debería ser capaz de hacer más.

Suecia y bases militares gringas en Colombia y Venezuela

En el territorio de Colombia hay siete bases militares de EE.UU. que el ex presidente Álvaro Uribe entregó al Comando Sur de EE.UU. el año 2010. Uno de las siete bases, Bahía Málaga, fue construida por varias empresas suecas como ABV, Ericsson, SKF y el crédito para la construcción fue otorgado por el ente estatal sueco EKN (Exportkreditnämnden) a mediados de la década de los 80´. Según los críticos, seis de estas bases militares tienen sus operaciones dirigidas hacia Venezuela. El viernes 11 de agosto el presidente de EE.UU. Donald Trump declaró que no descarta una solución militar para Venezuela. Es una amenaza más o menos abierta de invasión al país vecino desde Colombia. El director de la CIA, Mike Pompeo declaró hace unas semanas en una conferencia de seguridad en Colorado, EE.UU., que ha tenido conversaciones directas sobre el tema venezolano con los presidentes Juan Manuel Santos de Colombia y con Enrique Peña Nieto de México.

*** ¿En qué medida es adecuada la cooperación sueca con las Fuerzas Militares de Colombia al mismo tiempo que los críticos sostienen que desde las bases estadounidenses en el territorio colombiano viene la “solución militar” de Trump para Venezuela? ¿Qué dice Jens Holm y el Partido de Izquierda sobre esa perspectiva?

– El hecho que los Estados Unidos intervendrían militarmente en Venezuela es una de las declaraciones más tontas y más inapropiadas del presidente Trump hasta la fecha. Debe, por supuesto, ser completamente descartada. Tomo nota que el presidente Santos dijo recientemente que una intervención militar en Venezuela es descartada. Doy la bienvenida a esta aclaración. Espero que por lo tanto podemos suponer que no habrá una invasión de Estados Unidos. [2]