Alemania extraditará a un sospechoso por el asesinato de la periodista búlgara Victoria Marinova

La Fiscalía General de Celle informó hoy que ha aprobado la extradición a Bulgaria del presunto asesino de la periodista búlgara Victoria Marinova, detenido el pasado 9 de octubre en la ciudad de Stade, en Baja Sajonia. Se trata de un boxeador de 20 años que habría huido a Alemania tras perpetrar el crimen en Ruse.

Funeral de la periodísta búlgara Victoria Marinova en Sofía / AP

"El propio acusado no ha puesto objeciones a su extradición y se ha declarado de acuerdo con un proceso de extradición acelerado y simplificado", ha precisado esta mañana el comunicado de la Fiscalía de Celle, y agrega que la Audiencia Territorial de Celle ha ordenado formalmente la prisión provisional con vistas a la extradición del supuesto asesino, de veinte años, detenido el pasado día 9 en la ciudad alemana de Stade.

El hombre, acusado de violar, robar y asesinar a la periodista búlgara, fue informado ayer por el Tribunal de Primera Instancia de Stade de la orden europea de detención dictada en su contra por las autoridades judiciales búlgaras. Durante el interrogatorio, reconoció en parte los hechos que se le imputan, agrega el comunicado.

"Reconoció haber abofeteado bajo los efectos de alcohol y drogas a una joven para él desconocida en el transcurso de una pelea casal en la mañana del 7 de octubre de 2018 en un parque en las orillas del Danubio en Ruse (Bulgaria), haberla levantado después y haberla arrojado en unos arbustos", cita el texto. Sin embargo, el sospechoso negó tajantemente a pesar de los interrogatorios haber tenido intención de matarla, así como haberla violado y robado. "De acuerdo con estas aserciones, no se pueden presuponer motivaciones políticas", añade el comunicado.

El cuerpo de la periodista de 30 años fue hallado el pasado sábado por la tarde después de que fuera violada y asesinada el día anterior en Ruse, en el norte del país balcánico, lo que generó una oleada de indignación en Bulgaria y en Europa.

La periodista era presentadora y directora de TVN, un canal privado local, y su asesinato se produjo después de que el 30 de septiembre dedicase una emisión a la corrupción con fondos europeos, incluido el soborno de empresarios y políticos locales.

Temas: