Turquía afirma poseer audio y video que confirman que Khashoggi fue asesinado

12/10/2018

Continúa la tensión diplomática entre Turquía y Arabia Saudí, tras la desaparición en la sede consultar saudita en Estambul del periodista crítico con la monarquía absolutista Jamal Khashoggi el pasado 2 de octubre. Según reporta el diario estadounidense The Washington Post, Ankara dispondría de pruebas audiovisuales del asesinato del periodista en las dependencias oficiales saudíes.

Bandera de Arabia Saudí sobre el consulado en Estambul / Ozan Kose / AFP

Ankara notificó a Washington que posee grabaciones de audio y video que prueban que el periodista saudita Jamal Khashoggi fue asesinado dentro del Consulado de Arabia Saudita en Estambul. Sobre esto reporta The Washington Post, que cita a funcionarios turcos y estadounidenses.

El reportero disidente saudí, de 59 años, desapareció el martes 2 de octubre cuando entró al consulado de su país para tramitar unos papeles para poder casarse con su novia turca. Turquía asegura desde el principio que fue asesinado dentro del edificio, mientras que Arabia Saudí afirma que salió con vida y después desapareció.

Las estimaciones turcas sobre el asesinato de Khashoggi, reportero de ese medio, se basan en pruebas —en especial el audio— que de acuerdo con las fuentes corresponden a la evidencia más sólida y persuasiva con que se cuenta. Según ha trascendido, no está claro si personeros oficiales en EE.UU. han visto o escuchado las grabaciones, pero se sabe que están al tanto de ellas.

"La grabación de voz desde el interior de la Embajada expone lo que le sucedió a Jamal después de su ingreso", indicó uno de los oficiales turcos bajo condición de anonimato, sin detallar el contenido del material visual. "Se puede escuchar su voz y las voces de hombres hablando en árabe [...] se puede escuchar cómo fue interrogado, torturado y luego asesinado", aseguró.

Un funcionario turco afirmó anteriormente que un grupo de 15 ciudadanos sauditas llegaron a Estambul en dos aviones y entraron en el consulado el mismo día de la visita de Khashoggi, desaparecido desde el pasado 2 de octubre, y que después abandonaron el país.

Una de las fuentes precisó que en el audio se escucha a varios de esos sujetos golpeando al periodista, y afirmó que, después de haber matado a Khashoggi, ese equipo se dirigió a la residencia del cónsul general saudita, cuyos empleados turcos habían sido previamente instruidos para que se tomaran el día libre. Añadió que hay evidencia de al menos una llamada telefónica realizada desde dentro del Consulado.

Según el medio estadounidense, la existencia de estas pruebas explicaría por qué los funcionarios turcos acusaron rápidamente a Riad de matar a Khashoggi. Sin embargo, los funcionarios indicaron que las autoridades turcas se abstienen de publicar las grabaciones por temor a que evidencien cómo Turquía espía a las legaciones extranjeras en su país.