Irán: Trump debe explicar su apoyo a los Al Saud en caso Khashoggi

Trump debe rendir cuentas ante el mundo por su apoyo a los agentes saudíes implicados en el caso de asesinato de Khashoggi.

“Trump debe rendir cuentas ante el mundo por su apoyo al escuadrón de terror de Riad en el escándalo Khashoggi”, publicó el domingo el director general para Asuntos Internacionales del Parlamento de Irán, Hosein Amir Abdolahian, en su cuenta de Twitter.

Abdolahian hace alusión, por un lado, al asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi el pasado 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía) y, por otro, a la defensa a la ultranza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los miembros de la monarquía de los Al Saud implicados en el asesinato.

Las autoridades turcas, desde el principio de sus investigaciones, han venido sosteniendo que Khashoggi, acérrimo opositor de las políticas del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman al Saud, nunca abandonó la sede diplomática. Los saudíes, en un principio, lo negaron, pero el sábado Riad, ante la inminencia del desastre y con la idea de distanciar del caso al príncipe heredero, cambió su versión y explicó que el opositor saudí, exiliado en Estados Unidos desde 2017, murió en una pelea dentro del consulado en Estambul. Dijo, asimismo, no saber qué había pasado con el cuerpo del periodista.

Turquía, según las grabaciones en audio en su haber, confirma que el columnista de Washington Post fue torturado, asesinado y descuartizado por agentes de Arabia Saudí que llegaron a Estambul exclusivamente para matarlo y, según fuentes cercanas a las investigaciones, realizaron su misión en siete minutos y luego abandonaron la ciudad con destino al reino árabe.

Pese a los esfuerzos del reino saudí para eximir de toda culpa al príncipe heredero, cada vez salen más informes que confirman que Bin Salman ordenó el asesinato del periodista opositor.

El príncipe heredero saudí, principal patrocinador de la agresión saudí a Yemen y por tanto responsable de la muerte de miles de personas y de una crisis humanitaria sin precedentes, también estuvo involucrado en el “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri en 2017.

Según Amir Abdolahian, “Arabia Saudita, por sus violaciones de los derechos humanos en Yemen y en Baréin, debe ser retirado del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU)”.

Arabia Saudí fue elegido miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en octubre de 2016 por segunda vez, a pesar de sus numerosas flagrantes violaciones de los derechos humanos y las objeciones de la comunidad internacional. 

krd/mjs/nii/