Ataque terrorista en puerto iraní de Chabahar con al menos 2 víctimas mortales

Una explosión, seguida por un tiroteo, ha sacudido estea mañana el puerto de Chabahar, ubicado en el sureste del país, dejando al menos 2 muertos y 28 heridos.

Algunos de los destrozos causados por el atentado en los aledaños de la comisaría del puerto / IRNA

Irán vuelve a ser presa del terrorismo. La ciudad de Chabahar ha vivido esta mañana un atentado por coche bomba seguido de un breve tiroteo que ha dejado el puerto de la ciudad sumida en el caos y la confusión. Informes preliminares indican que el ataque terrorista con coche bomba ha dejado al menos dos muertos y más de 28 heridos.

Chabahar, capital de la región de Sistán y Baluchistán, fronteriza con la vecina Pakistán, es una pequeña ciudad de 100.000 habitantes cuya dedicación principal es la actividad portuaria.

Según indicaba una fuente policial a la agencia de noticias IRNA, se ha tradado de un ataque suicida cuyo objetivo principal era la comisaría local de policía. “Los terroristas han atacado la comisaría con un coche cargado de explosivos”, ha señalado el informante que habló en condición de anonimato.

La fuerte explosión ha roto además los cristales de las ventanas de los edificios adyacentes. Las fuerzas de seguridad de socorro han sido desplegadas inmediatamente en la zona.

Rahmdel Bameri, un funcionario de la ciudad, por su parte, ha confirmado que entre los heridos trasladados al hospital se encuentran mujeres, niños y vendedores lugareños. La situación, según Bameri, ya está bajo control.

Ningún grupo o individuo ha reivindicado hasta el momento la autoría del ataque mortal.

Se trata del primer atentado terrorista desde los sucesos del pasado 22 de septiembre, cuando grupos terrorista realizaron otro atentado terrorista contra un desfile militar celebrado en Ahvaz, en el suroeste del país, para conmemorar la victoria del pueblo iraní en la guerra impuesta por el régimen baasista de Irak que se inició el 22 de septiembre de 1980.

El atentado de Ahvaz, que dejó 24 muertos y unos 60 heridos, fue reivindicado por el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) y al mismo tiempo por el grupúsculo terrorista Al-Ahvaziya. La autoridades iraníes han denunciado el apoyo brindado por Arabia Saudí, a ambas organizaciones.