EEUU vuelve a ser exportador neto de petroleo tras 75 años de importaciones

07/12/2018

Tras 75 años de dependencia de las importaciones de crudo del exterior, Estados Unidos ha vendido más petróleo del que ha adquirido. Washington podría contribuir a la inundación del mercado mundial con barriles adicionales, mientras que la OPEP está planteándose reducir su producción para controlar los precios.

Extractor de petróleo en Lubbock, Texas / Wikimedia

Estados Unidos se convirtió en un exportador neto de petróleo la semana pasada, poniendo fin a 75 años de dependencia continua del petróleo importado, informa Bloomberg. Es decir, el país norteamericano vendió diariamente 211.000 barriles de petróleo y productos derivados del petróleo más de lo que importaron.

La transición a las exportaciones netas fue provocada por un auge sin precedentes en la producción petrolera estadounidense, y marca un momento crucial hacia lo que el presidente del país, Donald Trump, calificó como "independencia energética". Estados Unidos experimenta una segunda revolución de esquisto y en la primavera de 2019 promete batir un nuevo récord de producción, alcanzando los 12 millones de barriles de petróleo al día.

"Nos estamos convirtiendo en la potencia energética dominante en el mundo. Pero debido a que el cambio es gradual con el tiempo, no creo que vaya a causar una gran revolución, pero sí hay que pensar que la OPEP tendrá que tenerlo en cuenta cuando piensen en cortar [la producción]", dijo Michael Lynch, presidente de Strategic Energy & Economic Research. 

Dada la continua volatilidad en los mercados de productos básicos, Bloomberg predice que en el futuro Estados Unidos seguirá comprando un poco más de petróleo del que venderá. En 2018, las importaciones superaron a las exportaciones en 3 millones de barriles por día de promedio. En comparación, en 2005 esta cifra alcanzó su punto máximo, de más de 12 millones de barriles por día, según la Administración de Información de Energía de EE.UU.

  • Este jueves empezó en Viena (Austria) la cumbre de la OPEP y sus colaboradores, en medio de las tensiones provocadas por la caída del precio del petróleo en más de un 30 % en los últimos tres meses.
  • Este viernes, la organización continuará las discusiones sobre qué volumen de producción se determinará para estabilizar el precio del oro negro. 
  • Este 5 de diciembre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró a través de su cuenta de Twitter que el mundo "no necesita precios más altos del petróleo".