Merkel abandona el liderazgo de la CDU tras 18 de liderazgo de la organización y protagonismo en Europa

Tras 18 años al frente de la organización Angela Merkel está a punto de entregar la jefatura de la CDU. Aunque se mantenga como canciller, la línea que surja del congreso de la CDU que se está celebrando estos días puede influir en el devenir de Alemania, marcando la orientación de las políticas conservadoras en un momento de severa crisis del proyecto europeo.

Angel Merkel en el congreso de su partido / B.v. Jutrczenca

La CDU, principal fuerza política de Alemania y partido en el gobierno vive hoy un momento histórico, tras 18 años de liderazgo de Angel Merkel. La elección de la nueva secretaría general que tendrá lugar hoy en el congreso de la Unión Cristianodemócrata (CDU) genera grandes expectativas en Alemania y Europa. Es una incógnita quién sucederá a Angela Merkel al timón del partido, algo desacostumbrado para los cristianodemócratas. Cerca de 1.500 representantes de la prensa se han acreditado para el encuentro, que tendrá lugar en Hamburgo. Todo un récord. El politólogo Frank Überall califica de "histórica” la decisión de Merkel de abandonar la jefatura del partido en este momento. Y agrega que en este congreso se trazarán las directrices para el futuro de la CDU.

Los 1.001 delegados deberán elegir entre la actual secretaria general de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, el ex líder de la facción conservadora Friedrich Merz y el ministro de Sanidad, Jens Spahn. Según ha podido saber dpa, se augura una lucha muy reñida entre los dos primeros, mientras Spahn parece que apenas tiene posibilidades.

Los delegados "tendrán, por supuesto, una tarea importante para fijar el rumbo del futuro equipo directivo", declaró Merkel el jueves en una visita al palacio de congresos de Hamburgo, donde tendrá lugar el congreso de su partido conservador, que se extenderá hasta el sábado. Merkel está deseando que llegue la votación y, como todo el mundo, está "naturalmente emocionada". "Esto es democracia pura", afirmó.

Resultado incierto

Resulta particularmente inusual el hecho de que varios candidatos se disputen la jefatura de la Unión Cristianodemócrata. "Es una experiencia nueva para la CDU tener efectivamente diversas opciones y que haya una competencia entre los postulantes”, dice el politólogo Überall. Nadie se atreve a vaticinar si sucederá a Merkel Annegret Kramp-Karrenbauer (considerada cercana a la canciller) o Friedrich Merz (quien fuera su contrincante dentro del partido). Solo parece evidente, de acuerdo con las encuestas, que Jens Spahn no tiene posibilidades de ganar.

Cualquiera sea el resultado, Angela Merkel tendrá que acostumbrarse al rostro de quien la reemplace al mando de la CDU, porque estará presente en las reuniones de los dirigentes de los partidos de la coalición gubernamental.

Serios cambios en la CDU

Frank Überall espera que se produzcan cambios perceptibles en la Unión Cristianodemócrata. Bajo la conducción de Merkel, muchas cosas marcharon bien en la CDU. "Pero una cosa casi no tuvo lugar: la verdadera controversia”.  En los grandes partidos hay tradicionalmente diversas tendencias. En la CDU hay un ala social, más hacia la izquierda, un ala conservadora, más bien de derecha, y un ala liberal en lo económico. "Precisamente el ala conservadora se ha sentido poco tomada en cuenta en el pasado”, señala el politólogo. Y añade que la nueva jefatura tendrá que propiciar más discusión en el interior del partido.

Quien asuma la presidencia de la CDU también querrá imprimir nuevos acentos a su gestión y ganar perfil ante la opinión pública. De acuerdo con las expectativas generales, quien dirija el partido tendrá también buenas posibilidades cuando Merkel abandone la Cancillería y se elija al candidato que encabezará la lista cristianodemócrata en las elecciones parlamentarias. Además, tendrá que nombrar una nueva figura para la secretaría general, ya que Annegret Kramp-Karrenbauer no seguirá en ese cargo.

En los estatutos de la CDU está contemplada desde siempre la posibilidad de que uno de sus militantes sea canciller sin ejercer la jefatura del partido. Por lo demás, un cristianodemócrata que encabece el gobierno germano federal también pertenece automáticamente a la cúpula del partido. En consecuencia, Merkel seguirá en la directiva de la CDU, quienquiera que la presida.