La Comisión de Memoria Histórica de Leganés elevará al pleno municipal el cambio de nombre de varias calles del municipio

En la sesión celebrada el pasado 15 de noviembre se aprobó elevar a Pleno el debate para el cambio de cuatro calles, este número se podría elevar a ocho en la próxima reunión de esta comisión que tendrá lugar el próximo día 28.

El pasado día 15 de noviembre tuvo lugar la segunda sesión de la Comisión Técnica de la Memoria Histórica, aprobada en Pleno en julio del 2016 a propuesta de Leganemos, partido que ostenta la presidencia de la misma.

En esta sesión se dieron los primeros pasos para cumplir la Ley de Memoria Histórica en nuestro municipio, después de once años sin que ninguno de los Partidos representados en el Ayuntamiento de Leganés hiciera nada al respecto. Estos primeros pasos se materializan en la propuesta de cambio de nombre de cuatro calles de Leganés, que homenajean a cuatro militares sublevados contra la República en 1936 y que participaron en la posterior represión contra la población civil.

Las cuatro calles que se propone cambiar son General Aranda, Teniente General Muslera, Capitán Muro Durán y Plaza del Capitán Cortés, todas ellas recuperarían su nombre original salvo la Plaza del Capitán Cortés, que pasaría a llamarse Plaza de la Ciudadanía, tal y como se aprobó por el Pleno Municipal en julio de 2006. Este acuerdo se produjo con el voto a favor de Leganemos, IUCM y ULEG (salvo en una calle), el voto en contra del Partido Popular y la abstención del PSOE y Ciudadanos.

Para la siguiente sesión está previsto abordar el cambio de nombre de las calles que homenajean a los Alcaldes impuestos por la dictadura franquista, con el objetivo de que pueda elevarse también a Pleno Municipal una propuesta concreta al respecto, conjuntamente con las mencionadas anteriormente.

Desde Leganemos queremos recordar que la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, era una de las propuestas de nuestro programa electoral, avalado por más de 20.000 personas en las elecciones municipales de 2015, demostrando que Leganemos cumple con la gente. Además, el cambio de nombre de estas calles no supondrá ningún gasto para el Ayuntamiento (salvo el mínimo de las nuevas placas), ni ningún tipo de molestias para las personas residentes en las calles afectadas, puesto que será el propio Ayuntamiento el encargado de llevar a cabo los procedimientos administrativos ante el Catastro y Correos.