La ARMH registra en el Ministerio del Interior una petición para que se retire la condecoración a Billy el Niño

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) considera que mantener una condecoración a un torturador es una claudicación de los principios democráticos.

Billy el Niño en 1981 / EFE / Archivo

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha hecho una petición por registro al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para que le sea retirada al torturado José Antonio González Pacheco, el torturador franquista que recibió en 1977 una condecoración que ha aumentado su sueldo y su pensión desde entonces. La condecoración fue concedida por Rodolfo Martín Villa, el 13 de junio, dos días antes de que se pudiera votar de nuevo en unas elecciones generales.

Esta semana, la ARMH realizó una petición de información al Ministerio del Interior, recibiendo como respuesta que a día de hoy el torturador Billy el Niño continúa recibiendo la pensión en consonancia con su condecoración. Por este motivo, la Asociación ha realizado una petición para que se le retire dicha condecoración.

En su petición, la ARMH exige “respeto a las víctimas de sus torturas, a las de la dictadura y a todas las personas que creen en los valores democráticos y no quieren pagar con sus impuestos premios a estamentos policiales que cometieron violaciones de derechos humanos”.

El texto que ha registrado la ARMH dirigido al ministro es el siguiente:

"Hemos tenido noticia, desde el gabinete de su ministerio, de que el ex comisario de policía, José Antonio González Pacheco, conocido popularmente como Billy el Niño, y denunciado públicamente por numerosas personas a las que amenazó e infringió torturas, ostenta una condecoración que lleva asociado un incremento en su pensión del 15%, que recibe en catorce pagas a lo largo del año. Se trata de la Medalla de Plata al Mérito Policial, concedida por Rodolfo Martín Villa el 13 de junio de 1977.

Consideramos que desde el Gobierno no puede haber ninguna claudicación a la defensa de los principios de la democracia. Además, las instituciones surgidas de las urnas y financiadas por la ciudadanía deben respetar a las víctimas de sus torturas, que han denunciado a través de diferentes medios, relatando el placer que le producía causar dolor a personas detenidas ilegalmente. Y añadimos que por respeto a toda la ciudadanía que cree, practica y defiende hoy la democracia y a la que se le obliga a pagar con sus impuestos ese premio a un torturador:

Solicitamos que el Gobierno, a través del ministerio del que es usted titular, debe retirar la citada condecoración al Inspector de 1ª del Cuerpo Nacional de Policía, José Antonio González Pacheco, así como cualquier otra distinción, pensionada o no, que no merece quien cometió incontables violaciones de derechos humanos. Y que del mismo modo se estudie la posibilidad de recuperar todas las cantidades que ha recibido el citado Billy el Niño desde que le fuera concedida la citada medalla. Entendemos que desde el primer al último céntimo de dinero público que haya recibido por los motivos por los que se le concedió la distinción, “para premiar servicios de carácter extraordinarios”, deben regresar a las arcas públicas para revertir el inmerecido premio de catorce pagas anuales que ha recibido en estos años y restaurar un hecho que nunca debió ocurrir".