Derribada La Vall d’Uixó, una cruz fascista "a los caídos" en la Comunidad Valenciana

  • La Plataforma Salvemos la Cruz de la localidad -entre la que estaban representantes municipales y provinciales del PP junto a otros nostálgicos franquistas- obligó al Ayuntamiento a interrumpir la operación.
  • El pasado miércoles, la Subdelegación cumplió con su obligación de mantener un perímetro de seguridad en torno al monumento para que la grua pudiese realizar el trabajo con varias décadas de retraso.
  • El derribo de la Cruz concluye la derogación de honores, calles y monumentos de la dictadura.

El intento de hacer cumpir la Ley de Memoria comenzó el martes, pero una multitud convocada por la Plataforma Salvemos la Cruz de la localidad lo impidió. La demolición tuvo lugar justo la semana en la que se cumplen 80 años desde el bombardeo de la Vall por parte de la Legión Cóndor. Los aviones nazis dejaron entonces caer bombas sobre la ciudad el 31 de mayo, el 4 de junio y el 6 de junio. Estos ataques provocaron 14 muertos y fueron uno de los episodios finales de la guerra en la ciudad y la provincia de Castelló, aunque la contienda duraría aún otro año.

80 años después la ciudad de la Vall d'Uixó ha culminado un proceso de eliminación de esos símbolos de exaltación, iniciado en 1979 con los ayuntamientos democráticos. El último: la Cruz de los Caídos derribada este miércoles, considerada símbolo franquista por el Comité de Expertos para la Valoración de Retirada de Vestigios Relativos a la Guerra Civil y de la Dictadura en la Comunitat Valenciana aunque se retiraran las inscripciones en 1979.

Desde 2015 el equipo de gobierno de Compromís y PSOE ha dado un impulso determinante a la eliminación de los últimos vestigios. Ha quitado la medalla de oro y la denominación de hijo adoptivo otorgada al dictador Francisco Franco, ha cambiado parte de la nomenclatura del callejero y ha eliminado un escudo en la fachada del edificio de Correos, de titularidad municipal. Además, el Obispado accedió a eliminar un escudo de exaltación franquista de la fachada de la Capilla de la Mare de Déu dels Desemparats y la Conselleria de Educación, el escudo del IES Botànic Cavanilles.

El ayuntamiento cuenta con el aval de "los informes de los funcionarios municipales", así como del "Comité de Expertos para la Valoración de Retirada de Vestigios Relativos a la Guerra Civil y de la Dictadura en la Comunitat Valenciana, que se reunió con los seis partidos políticos con representación municipal, asociaciones culturales y técnicos antes de emitir su dictamen".