Podemos trabaja con el Gobierno en la ley de bebés robados

La formación morada ha mantenido una reunión con la Dirección General de Memoria Histórica del Ministerio de Justicia para estudiar el planteamiento de una ley sobre los Bebés Robados.

Carracedo respondiendo a los medios / Archivo

Unidos Podemos se ha reunido hoy viernes 14 de septiembre con la Dirección General de Memoria Histórica, dependiente del Ministerio de Justicia, para tratar los contenidos de la futura ley de bebés robados en la que ya están trabajando. Tras la reunión, José David Carracedo, diputado de Unidos Podemos y vocal de la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia en el Congreso que ha acudido en representación de la formación morada, ha valorado muy positivamente la misma "hemos tratado en profundidad asuntos vinculados a las desapariciones de bebés robados y vendidos y, sobre todo, qué elementos debería contener la futura ley", ha explicado el diputado de Unidos Podemos.

Entre los principales contenidos que debería incluir la futura ley, han coincido en la importancia de que exista un banco de ADN que sea capaz de servir a las víctimas, que estas pruebas de ADN sean gratuitas y accesibles, que se cree una unidad policial, la existencia de atención jurídica y psicológica gratuita a las víctimas, así como la necesidad de buscar mecanismos que permitan a la judicatura realizar las investigaciones que permitan a las personas encontrarse. "De las miles de denuncias presentadas, tan solo una ha pasado a juicio oral, hay mucho margen de mejora", enfatiza Carracedo.

Próximos pasos

Tras esta reunión, Unidos Podemos tiene previsto en los próximos días continuar con una ronda de contactos con otras instituciones a las que toca esta futura ley, como el Defensor del Pueblo o la Dirección de Administraciones del Ministerio de Justicia, para tratar el funcionamiento del Instituto de Toxicología que es quién realiza las pruebas de ADN y los fondos de los que dispone; así como estudiar el funcionamiento de la oficina de la bolsa, organismo que atiende a supuestas víctimas de sustracción de bebés "cuyo funcionamiento hasta el día de hoy ha sido claramente deficiente, con que queremos estudiar opciones de mejora", expone Carracedo. Además, se prevén contactos con el Ministerio del Interior, para que den cuenta de actuaciones van a realizar en relación con la creación de una unidad policial que pueda hacer investigaciones a nivel estatal sobre el tema, y con la Secretaria de Igualdad.

Tras esta ronda, Podemos prevé reunirse de nuevo con la Dirección General de Memoria Histórica, para trabajar en los contenidos de la ley.

"Tenemos que construir y conseguir una ley que permita cambiar definitivamente la situación de estas personas, que ampare a las víctimas y que les permita encontrarse a aquellos y aquellas que llevan toda la vida buscándose. El Estado debe ser capaz de cumplir con sus obligaciones y dar respuesta a todos los casos, desde el franquismo hasta el 2001, año del que tenemos constancia de la última denuncia".