La hostelería; un negocio de tradición en España

¿Eres profesional de la hostelería? ¿Eres propietario o regentas un bar o un restaurante? ¿Quieres comenzar un negocio de este tipo? Si la respuesta es afirmativa, este artículo es para ti, porque nunca está de más aprender algo más o recordar algo que se ha olvidado del negocio que has elegido como medio para ganarte la vida.

Y es que en el oficio de hostelero se aglutinan un sinfín de conocimientos necesarios para que un restaurante o un bar consiga mantenerse abierto en el tiempo entre la competencia tan feroz que vive el sector, pues no son pocos los que creen que este negocio lo puede llevar cualquiera, no son pocos los que bajo este error montan su propio local para ofrecer comidas y bebidas con el dinero de un despido o se embarcan en un préstamo, sin saber que más del 50 % de los emprendedores en hostelería terminan cerrando.

Debemos pues armarnos de paciencia y conocimientos si queremos triunfar en este sector comercial, reconociendo para empezar que se necesita un mínimo de seis años para amortizar la inversión media que se realiza para montar un bar o un restaurante. Un negocio considerado por un gran número de españoles como un segundo hogar, así como el segundo deseo laboral, detrás del funcionariado. El bar es un negocio con una gran tradición y con una aceptación muy positiva, no solo por los propios españoles, sino también por el sector turístico, que representa una buena parte del movimiento económico nacional.

¿Qué se necesita para abrir un negocio de hostelería?

Sin entrar en la complejidad del papeleo que se necesita para montar cualquier negocio en este país, y dando por sentado que el bar ya está funcionando, bien porque se ha cogido un bar en traspaso, bien porque representa nuestro negocio habitual, es vital encontrar una empresa realmente fiable que se encargue eficazmente de los suministros de hostelería para profesionales, sin los cuales el mantenimiento de este tipo de locales se vería rápidamente deteriorado en cuanto a su servicio.

Aunque parezca simple y lógica esta información, no es tan sencillo encontrar una empresa que cumpla fielmente con los requisitos que se les exige, por eso, si quieres trabajar con un equipo 100 % confiable, haz clic aquí y entra a formar parte de los cientos de clientes satisfechos de Fibra Clim, referentes nacionales en climatización y hostelería. No en vano llevan  más de 20 años ofreciendo sus servicios sin fallar en la entrega de suministros, pues cuetan con la disponibilidad inmediata en más de 5.000 referencias imprescindibles en hostelería.

En cualquier negocio que se precie dentro de este sector no puede faltar la maquinaria más resistente y profesional, como pueden ser los armarios refrigerados o para congelación, mesas frías y calientes, expositores, máquinas de hielo, mantenedores de alimentos, hornos industriales… Tampoco puede faltar nada del menaje necesario para la manipulación, preparación y presentación de los platos, como por ejemplo los distintos tipos de vasos y platos, cuchillos de corte profesional, como los cuchillos masterchef que puedes localizar también a través de este enlace, y todo tipo de objetos y útiles para la preparación de los alimentos…

 La excelencia en determinados productos

No debemos olvidar en nuestro negocio de hostelería que estamos en España y, por lo tanto, debemos conocer qué productos no pueden faltar en nuestra oferta. El aceite de oliva y los jamones ibéricos son dos opciones vitales, además no solo hay que tenerlos obligatoriamente, sino que además deben tener un grado de calidad superior. SI alcanzan la excelencia, como puede ser el aceite de oliva Melgarejo y los jamones ibéricos que podemos encontrar en el Marketplace del jamón en la tienda online especializada solo en jamones ibéricos, estaremos dando en el centro de la diana.

Y es que el mejor jamón del mundo, sin ningún género de dudas, proviene del cerdo ibérico, que se distingue por sus patas de caña fina, orejas caídas y hocico alargado, con una crianza en un entorno natural ideal como es la dehesa, que no es otra cosa que un ecosistema mediterráneo, de exclusiva creación humana para que el cerdo tenga una alimentación natural, en un ambiente de extensos bosques donde abundan las encinas y los alcornoques.

Será en estos lugares donde se procederá a la fase de engorde del cerdo, en fechas de entre octubre a marzo. Durante la montanera el cerdo se alimenta exclusivamente de bellotas y pastos, es por tanto una alimentación rica en glúcidos y grasas naturales, entre los que destaca el ácido oleico y que será fundamental para que el jamón adquiera todas esas características organolépticas que hacen que el jamón ibérico sea un manjar tan apreciado en el mundo entero.

El café, el sello de excepción a un desayuno o a buena comida

Si el jamón es apreciado por los españoles para acompañar o ser el protagonista de cualquier almuerzo o cena, tapa o desayuno, el café no lo es menos, siendo uno de los productos alimenticios más consumidos aquí y en el resto del planeta.

El 87 % de los españoles con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años toma café y el 70 % lo hace a diario, se considera que la media nacional está en las 2,2 tazas diarias, concentrándose mayoritariamente en el desayuno, con un 76 %, y después de comer, con un 61 %.

Con estas costumbres tan nacionales, el negocio de hostelería debe contar siempre con un buen servicio de cafés, siendo el café de la marca Melitta uno de los más deseados por los consumidores de café en bares y restaurantes y que ahora, gracias a las cafeteras Melitta para el hogar, se puede disfrutar en la tranquilidad de nuestra propia casa. Con una cafetera Melitta, como las que se pueden localizar tras el enlace sugerido en este párrafo, tendremos la oportunidad de saborear y disfrutar del aroma de los mejores cafés como si fueran servidos por los máximos expertos en cafés.