Las tendencias en Twitter y cómo se manipulan

26/12/2017

Las tendencias en Twitter se revisan para conocer los temas más comentados del día. Pese a que Twitter las filtra con un  algoritmo, no están exentas de manipulación.

En esta sociedad moderna, el uso de la red social Twitter se ha convertido en una necesidad para mantenerse informado en tiempo real de lo que acontece en el mundo, así como también en un medio masivo de interacción entre amigos, familiares y hasta desconocidos.

Para saber de qué se habla en tu ciudad, país o a escala global, la plataforma de microblogging pone a disposición su lista de tendencias (Trending Topics, en inglés) que en el mundo de las redes suele identificarse con la abreviatura TT.

Aunque muchos creen que esta lista se genera por “arte de magia”, no es así. En realidad, Twitter utiliza un algoritmo que rastrea en tiempo real los TT más nuevos, para evitar que una misma etiqueta esté posicionada indefinidamente, y para darle dinamismo a la red. Asimismo, establece que si un tema -puede ser una palabra, frase o etiqueta- fue tendencia en un periodo determinado, sólo volverá a serlo si obtiene un mayor número de menciones de usuarios que aquella vez.

Pensar que este sistema, aparentemente democrático, no puede ser manipulado es inexacto. ¿Por qué? Simplemente porque sí puede manipularse, y para ello (especialmente en la política, un evento conocido como spam político) se emplean diferentes estrategias:

Uso de bots: Un bot es un programa informático que imita el comportamiento de un humano. En el mundo 2.0 se consideran una amenaza, pues logran automatizar respuestas y/o menciones -incluso hasta miles- para posicionar un “tema” en cuestión de minutos. En Twitter, cientos de bots al servicio de una misma causa pueden lograr que ésta se convierta en TT.

Perfiles falsos: Estos usuarios pueden tener, al menos, dos objetivos:

1) Robar la identidad de un personaje famoso que no se haya manifestado en la red y así posicionar un tema.

2) Incrementar el número de seguidores de un perfil y hacerlo ver más importante de lo que realmente es, para mencionar o retuitear sus mensajes. En el mundo digital, la importancia de una cuenta se atribuye a su condición de influenciador o no, y se considera influenciador si tiene más seguidores de los que sigue.

Perfiles falsos y automatizados: Es una combinación de las dos primeras, ya que son perfiles de personas que no existen en la vida real (a veces usan fotos de mujeres y hombres “atractivos” para buscar seguidores) pero son controlados por bots, es decir, son cuentas automatizadas.

Trolles: Son cuentas que sólo buscan provocar intencionalmente a otros usuarios, generando controversias y atacándolos directamente, con especial énfasis en personas o cuentas reconocidas, para posicionar ese tema. Su lema es “sígueme y te sigo” y así ganan buen número de seguidores que los mencionan y retuitean. Hay denuncias de “centros de trolleadores” que reciben un salario por ello.

Redes de tuiteros: Generalmente prestan servicio a marcas o individuos. Se hacen populares y luego impulsan a otras cuentas o temas específicos. Publican tuits que, vistos superficialmente, parecen una simple opinión, pero entre líneas intentar introducir en el imaginario popular una idea determinada con palabras claves. Las empresas especializadas en mercadeo digital utilizan esta técnica.

Tendencias patrocinadas: Twitter también ofrece por convenio, en algunos países, la posibilidad de pagar para posicionar tuits o tendencias. Cuando esto sucede, se le identifica a lado de la etiqueta con una flecha naranja que indica su naturaleza.

Incremento artificial de menciones: Twitter usa las menciones como métrica para calcular los índices de influencia en la red. A veces, para hacer popular un perfil y usarlo posteriormente para posicionar tendencias, se aprovechan las redes de tuiteros para emitir menciones masivas hacia las personas que se quieren promocionar.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .