¿Cómo debe ser la digitalización de los despachos profesionales?

10/07/2018

Emprender puede ser apasionante, pero también resulta sacrificado.  Hay que invertir mucho tiempo y dinero en que un negocio salga adelante, pero la recompensa puede ser realmente maravillosa.

En España, la mayor parte de las empresas son pymes, es decir, que están formadas por tan solo unos cuantos trabajadores. Aun así, para ser productivas, estas necesitan delegar los trámites administrativos en despachos profesionales.

El papel de los despachos profesionales con respecto a las pymes

La existencia de estos tiene pues una vital importancia para las pymes, ya que se encargan de gestionar todo lo que aquellas necesitan. Los despachos profesionales trabajan personas formadas de forma específica para llevar al día todos los trámites administrativos de estas empresas. Además, hoy en día disponen de las más avanzadas tecnologías para realizar su labor, pudiendo contar con la ayuda de un software asesoría como bidoq.

El modelo tradicional de asesoría es ya cosa del pasado. La transformación digital ha afectado también a este sector, incorporando nuevos procedimientos y herramientas que suponen una mejora constante en la prestación del servicio. Pues bien, existen ciertos puntos clave para la implementación del nuevo paradigma del sector en un negocio.

Especializa tu despacho, ¡pero no es momento de arriesgar!

Esto consiste en concentrar el negocio del despacho profesional en uno o dos sectores económicos o tipos de actividad. Deben ser aquellas que mejor se conozcan, ya que la renovación del negocio no es el mejor momento para buscar nichos nuevos de mercado.

Apuesta por el outsourcing

Se trata de externalizar servicios a otro despacho profesional colaborador, para dar respuesta a las necesidades de los clientes. Esta es una solución de lo más práctica para asesorías, despachos de abogados, gestorías, administradores de fincas, corredurías y agentes de seguros, emprendedores y en general, cualquier profesional, en caso de que el cliente precise un servicio que no se le pueda proporcionar, bien por falta de recursos, bien porque estos no se encuadran dentro de la actividad desempeñada.

Tecnología, tecnología y más tecnología

En los despachos profesionales, la tecnología se debe basar en herramientas que den la posibilidad de que las acciones administrativas realizadas presencialmente, se conviertan en acciones online.

Por ejemplo, si se recoge la documentación de los clientes de manera personal, se pierden gran cantidad de horas a la semana tan solo con esta labor, lo cual supone días a lo largo de un año. Y si son varias las personas que realizan esta tarea, la situación es aún peor. Un despacho de hoy día no se puede permitir esto.

Es fundamental buscar software de contabilidad para despachos, plataformas para enviar documentos, programas de facturación, y un largo etcétera de posibilidades que no solo agilizan el trabajo del despacho, sino que facilitan las cosas a los clientes.

Hay que tener en cuenta que el 90% de los clientes conoce el manejo de móviles tablets, saben cómo mandar una foto y cómo compartir documentos. Así que es muy importante implantar plataformas de envío de documentos, que con la subida de una foto o un archivo, simplemente, permita enviar documentación sin moverse del despacho.