El despertar de la conciencia de la salud en generaciones de millenials y zetas

04/12/2018
  • La actual generación es más consciente de los perjuicios del estrés, la ansiedad y el malestar psicológico. Diversas generaciones, como los jóvenes Millennials o la llamada Generacion Z cobran conciencia de que se puede vivir mejor con menos y dar más valor a las experiencias que a los bienes materiales.
  • El ejercicio físico, el yoga, la meditación o vitaminas liposomales Altrient from Abundance & Health cobran importancia para alcanzar una vida plena más allá de entretenimientos meramente basados en la tecnología, como la televisión, los videojuegos o los móviles.

Nacidos entre 1994 y 2010, son cerca de 2.000 millones en el mundo, y un 2% se encuentra ya en edad laboral. Estamos hablando de los integrantes de la Generación Z, o de los también llamados “hermanos menores” de los millennials que han protagonizado la famosa Generación Y. La Generación Z, nacida en momentos de crisis económica sistémica, son personas a las que las circunstancias les hicieron más realistas, más emprendedores, más pragmáticos, más autónomos, más resolutivos y más críticos. También con más conciencia colectiva que sus hermanos mayores (Generación Y), lo que se traduce en una mayor preocupación por la salud, por la ecología y por la economía. Son más emprendedores que los millennials. Aprenden rápido y de forma autodidacta, ello los convierte en unos jóvenes mucho más irreverentes que sus compañeros los millennials, educados con sistemas mucho más rígidos.

Encuestas recientes a jóvenes nacidos en este intervalo y llamados zetas, por parte de Deusto y Atrevia, concluyen que consideran la salud como el elemento más importante, con una puntación de 3,73 sobre 4. La priorizan a una buena formación, a unas buenas relaciones familiares y al éxito en el trabajo. Ganar dinero es su sexta prioridad, por detrás del medioambiente.

Por su parte, los millenials, la generación de nacidos comprendida entre 1980 y 2000, son diferentes a sus antecesores también en lo referente al sector salud. Entre otros rasgos definitorios, encontramos que los millenialls están poco inclinados a pensar por adelantado sobre su salud que las generaciones anteriores y, además, encuentran inconvenientes en acercarse al médico físicamente. También son más propensos a no programar visitas preventivas. En general, no quieren un mensaje de voz de la consulta de su médico que les recuerde que tienen una cita. Conocidos también como ‘ninis’, es una generación estigmatizada que ha sido descrita como perezosa, individualista, aburguesada… pero también son estos jóvenes los que impulsaron la vida sana, la alimentación saludable o el ecologismo.

El 84% de los Millenials prioriza el objetivo vital de crear un mundo mejor sobre cualquier tipo de reconocimiento profesional. No se trata de que rechacen el mundo corporativo pero valoran en mayor medida el trabajo en sus propios pequeños emprendimientos. Si no existe un puesto de trabajo capaz de acomodarse a sus valores personales y familiares, prefieren crearlo ellos mismos. Y todo ello de forma similar entre géneros: Las actitudes y aspiraciones de los chicos y chicas tienden a converger: ambos están más orientados a la familia, priorizando la vida personal más allá del trabajo.