El papel de la tecnología en el ocio del futuro

26/10/2018

Las nuevas tecnologías cada vez van a influir más y más en la vida de las personas, hasta que llegue un punto en el que los avances técnicos sean totalmente indisociables al propio ser humano. Hombre y tecnología unidos como un único ente. Sin embargo, hasta que llegue este día, el proceso de integración de las nuevas tecnologías en la sociedad será continuo y cada vez más veloz. Y una de las partes fundamentales de este día a día será el ocio, donde seguramente los avances serán aún más palpables.

  • La tecnología en el ocio actual

  • ¿Cómo será el ocio del futuro?

  • ¿Qué tecnologías serán claves para el desarrollo del ocio?

La tecnología en el ocio actual

Nadie puede dudar que actualmente el ocio es un elemento crucial para las vidas de las personas. Y que este ocio está claramente, al menos en su mayor parte, influido por las nuevas tecnologías. Hoy en día casi nadie juega a las cartas clásicas, es decir, de papel plastificado. Hoy quien mas quien menos disfruta del ocio a través de un televisor, un ordenador, una tablet, el móvil o una videoconsola. Es decir, siempre a través de una pantalla. Quizá lo único analógico que quede sea el deporte, y ya cada vez menos.

¿Es un problema? No, es un hecho. Ya no es necesario ir al cine para ver una película a la hora que queramos y cuando queramos. Ya no tememos que ir a casa de un amigo para echar una partida al FIFA, podemos jugar online. Ya no tenemos que ir al casino para jugar, sino que se puede disfrutar de él a través del móvil. Además, con la ventaja de tener bonos que pueden ayudar a jugar durante más tiempo con el mismo dinero que en el casino presencial. Y para saber cuáles son los mejores, se recomienda siempre mirar un listado de los mejores bonos de los casinos online.

¿Cómo será el ocio del futuro?

Fuente: TheDigitalArtist/Pixabay

Esta es una pregunta bastante complicada de resolver, sobre todo si nos referimos a un futuro lejano lejano. Y si hablamos de tecnología, un futuro lejano se refiere a dentro de 20 años. Pero se puede especular, por supuesto y siempre dentro de un análisis lógico del desarrollo del ocio en los últimos años.

Con mucha seguridad, se puede afirmar que el ocio cada vez estará más relacionado con una tecnología que actualmente se encuentra en pañales pero que tiene un potencial enorme: la AR o realidad aumentada. Gracias a esta tecnología se podrán integrar los elementos físicos que tenemos a nuestro alrededor en casa, como mesas o sillas, o en la calle, como edificios o plazas, con elementos virtuales que veremos a través de una pantalla. Un ejemplo de ello, bastante simple, claro está, sería el juego de Pokemon Go.

De hecho, si seguimos hablando de casinos, podremos tener una ruleta virtual en nuestro salón o podremos jugar al póker online con personas de todo el mundo desde la mesa de la habitación.

Además, la VR o realidad virtual será mucho más realística, valga la redundancia, y seguramente nos permitirá meternos dentro de una película, de un videojuego o, por qué no, dentro de un partido de fútbol real jugado a cientos de kilómetros de casa. Parece que el futuro del ocio es la inmersión, y hacia allá vamos.

¿Qué tecnologías serán claves para el desarrollo del ocio?

Esta pregunta es también complicada, aunque quizá un poco más previsible que la anterior. El motivo es que los gustos pueden cambiar de una forma rápida, mientras que la tecnología, salvo cambio brusco e improbable, sigue un desarrollo más lineal. Pero lo mejor es poner un ejemplo para que se entienda fácilmente: Internet como tecnología apenas ha cambiado. Sigue siendo prácticamente lo mismo, una red de redes que pone en contacto a diversos ordenadores. Pues bien, el ocio asociado a internet ha cambiado drásticamente en pocos años, desde la consulta de páginas webs al intercambio de likes en Instagram. Y todo con la misma tecnología, internet.

Pues con las demás herramientas tecnológicas puede suceder algo similar. Los móviles tendrán cada vez más capacidad, habrá mejores pantallas y seguramente en breve veremos dispositivos implantados en el propio ser humano, pero los usos de estos aparataos irán cambiando con mucha más rapidez que los propios aparatos. No en vano, llevamos 10 años como móviles con pantalla táctil, cámara de fotos y acceso a internet. Sí, ahora son más potentes y sus cámaras y pantallas de mejor calidad, pero lo que ha cambiado ha sido su uso. Ahora llamar por teléfono no es su función principal. Ahora son mapas, son dispositivos musicales, son medidores de ejercicio y son videoconsolas entre muchas otras cosas. ¿El futuro? Pues durante algunos años seguirán siendo básicamente lo mismo, pero seguramente los usos que le demos, sobre todo los enfocados al ocio, cambiarán mucho más rápido. Aunque eso sí, siempre será el usuario el que decida si le gusta o no. El poder de decisión final sobre el desarrollo del ocio está en nuestras manos.