Un programa informático no apto para la Urgencia de La Paz

16/11/2018
  • SATSE Madrid denuncia la falta de formación en el manejo de un programa informático, el HCIS, por parte de los profesionales que trabajan en la Urgencia de La Paz. “Nadie nos ha explicado cómo funciona y lo estamos aprendiendo con la técnica de acierto-error”, explican
  • El mal funcionamiento afecta, incluso, a las plantas de hospitalización que cuando reciben un paciente de la Urgencia desconocen qué patología tiene y el tratamiento pautado.
  • La Paz es un hospital sin papeles por lo que toda la historia clínica de los pacientes se consulta en los ordenadores y en los diferentes programas que se utilizan en el centro asistencial.

Madrid, 16 de noviembre de 2018.- “El mejor hospital de España no ha formado a sus profesionales de la Urgencia en el manejo de un programa informático, el HCIS, que está provocando que se ponga en riesgo la salud de los pacientes que acuden a este Servicio”. Así de rotunda lo afirma Marta de la Cuadra, delegada sindical de SATSE Madrid, y enfermera de la Urgencia en los últimos años.

Nadie nos ha explicado el funcionamiento del programa informático que se utiliza en la Urgencia de La Paz. Los médicos no saben cómo pautar la medicación, ni la enfermera cómo acceder a determinados pacientes que no salen en la sala en la que se está trabajando. “Las enfermeras de Urgencias trabajamos con este programa con la técnica acierto-error y con el boca a boca. Si descubro cómo acceder a una parte que nadie nos ha explicado lo cuento a mis compañeras”, explica Marta de la Cuadra.

“El sistema, explica esta enfermera con una experiencia de más de una década en la Urgencia del denominado mejor hospital de España, nos muestra, por ejemplo, los pacientes óptimos de una sala de la Urgencia. Si hay más de los que el sistema muestra, que es algo habitual, no aparecen. Son ‘pacientes fantasma’ ya que no aparecen como tales en la sala en la que les están tratando. Hace días una compañera descubrió cómo acceder a estos ‘pacientes fantasmas’ y gracias a ella los podemos visualizar pero no gracias a que alguien nos lo haya explicado”.

Lo mismo pasa con la medicación. Los médicos pautan una medicación pero nadie les ha explicado cómo indicar a los profesionales de Enfermería, que son los que tienen que administrársela, las dosis que deben poner ni los intervalos entre tomas, por ejemplo. Recurren a notas. “Las hojas de tratamiento de los pacientes están llenas de notas. Menos mal que la Enfermería de Urgencia es experta. No sé qué pasaría si fuera una enfermera no habituada a este Servicio la que tuviera que trabajar con este programa”, afirma la delegada de SATSE Madrid.

A todos estos errores se añaden, ‘los cuelgues’ habituales del programa que “enlentecen la labor de los profesionales de la Urgencia. Reiniciar el ordenador varias veces en el turno de trabajo es estar pendiente de la informática y no del paciente, lo que perjudica, aún más, la labor asistencial”, denuncian desde SATSE Madrid

Pacientes ‘perdidos’ durante 2 horas

El ‘novedoso’ programa también está generando problemas en las plantas de hospitalización de La Paz ya que lo lógico es que cuando se da el alta en la Urgencia para ser trasladado a planta, su historia pueda ser consultada por la enfermera que lo recibe en la Unidad de Hospitalización.

No ocurre así ya que el paciente desaparece, literalmente, del sistema hasta 2 horas después. La enfermera de planta que recibe al paciente no sabe qué patología tiene, ni la medicación que se le ha pautado, sólo que ha accedido desde la Urgencia.

“Al final, explica Marta de la Cuadra, las enfermeras de hospitalización se tienen que poner en contacto con la Urgencia, localizar a la enfermera que ha tratado al paciente, que ésta se acuerde de qué patología tiene, la medicación que se le ha pautado, etc. o bien que se pueda meter en el sistema y consultarlo”, denuncian desde SATSE Madrid.