Consejos para comprar una casa

17/04/2017

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes en materia económica que tomamos en nuestra vida. Nuestra casa va a ser el centro de toda nuestra existencia y encontrar la casa perfecta, en el lugar que deseamos y con las condiciones que más nos beneficien, puede ser una tarea complicada. No obstante, si tenemos tiempo, podemos encontrar una experiencia satisfactoria además de grata, en la compra de nuestro hogar.

Existen algunos consejos que puedes tener en cuenta antes de tomar decisiones precipitadas en este momento de tu vida tan importante. Contar con buenos profesionales, analizar el mercado o pensar bien en tus medios económicos, son algunas recomendaciones que nos ofrecen los profesionales de la inmobiliaria en Elda.

Analiza tu situación económica

Seguramente, si estás pensando en comprar una casa, cuentes con cierto dinero para adquirir el inmueble. Es fundamental que sepamos de cuánto dinero disponemos y si vamos a poder pagar la hipoteca. En esta primera fase tendrás que pararte a pensar cómo quieres la casa y qué posibilidades tienes. Es posible que desees una mansión, pero tendrás que ser realista con tus oportunidades económicas.

En esta primera fase infórmate sobre ayudas, créditos… una buena opción es tantear en el banco cuánto dinero podrían darte en material de crédito hipotecario teniendo en cuenta tu situación laboral, nóminas, etc. Además, existen diferentes administraciones que conceden ayudas por diversos motivos como por edad o por la compra de la primera vivienda. Es importante que nos informemos de todas ellas para ser realistas y comprar una casa acorde al capital del que disponemos.

No te olvides de restar a las ayudas que te puedan dar los gastos notariales, impuestos y demás expensas que te pueda llevar el hecho de ser propietario de una vivienda. Tener la situación económica controlada es fundamental para tomar una decisión de la que no te arrepentirás.

Elige el lugar

Saber dónde quieres vivir también será un modo de comenzar a hacer una selección entre todo el mercado. Si buscas pisos en Elda lo mejor será que comiences a delimitar tu campo de acción. Puede que la zona donde los quieras sea más o menos cara, y si no entra en tu presupuesto tendrás que buscar otras zonas, aunque estén algo más alejadas. Una buena opción es buscar pisos baratos en Elda, para que tengas la casa más cerca de lo que deseas.

También tendrás que decidir en esta fase si vas a comprar un piso de segunda mano, uno de oba nueva o si vas a comprar un terreno donde edificar tú mismo la casa de tus sueños. Todo dependerá de tu situación económica, de la urgencia con la que deseas la casa y de tus gustos personales.

Si compras una vivienda de obra nueva podrás estrenar tu casa sin que nadie haya vivido antes allí, y, además, podrás entrar a vivir de inmediato. Por el contrario, si lo que deseas es una casa completamente diseñada por ti, tendrás que esperar más tiempo, pero tendrás una casa totalmente tuya, especialmente hecha para ti. Otra opción es comprar un piso de segunda mano y si puedes, hacer una reforma.

Busca un buen profesional

A la hora de encontrar la casa que deseas, una buena opción es ponerte en manos de un buen profesional. Puedes probar una primera aproximación por Internet, pero un agente inmobiliario, te ahorrará muchos viajes y hará por ti gestiones que son trámites que solo te harían perder el tiempo.

Si nunca has comprado una casa, un buen agente inmobiliario te dará confianza, ya que conoce el sector y puede aconsejarte a la hora de tomar una decisión y también para conocer cómo funciona todo el proceso de compra, calmando así, las preocupaciones que puedan surgir.

Pide tu casa a un profesional, de manera que también podrá aconsejarte acerca del estilo de vida que buscas encontrar en tu casa nueva. Un agente inmobiliario sabrá, por experiencia de antiguos clientes, como encontrar el estilo de vida que deseas llevar.

Otra de las cosas en las que te puede ayudar un profesional de la inmobiliaria es en abrirte un mundo de opciones que ni si quiera se te habían ocurrido. Es normal que, con su experiencia, haya dado con casos iguales que los tuyos y tenga interés en que sus clientes queden contentos, siempre que se trate de un buen agente. Él te podrá dar otras opciones, que tú podrás desechar o tener en cuenta, y ¿quién sabe?, puede que encuentres la casa de tus sueños donde menos lo esperabas.

Por último, contar con una inmobiliaria es un punto más a favor si además deseas vender tu antigua casa. El profesional podrá encontrar un piso para ti a la vez que intenta vender tu casa rápida, para que no tengas problemas a la hora de adquirir la nueva y quede todo cerrado.

Examina bien la casa elegida

Si después de todo el proceso ya has conseguido hacerte con una casa que se adapta a lo que deseas, antes de lanzarte a firmar te recomendamos que te tomes un tiempo antes de tomar esta importante decisión.

En primer lugar, te recomendamos que recorras la zona y analices bien las posibilidades que ofrece en cuanto a servicios. Mira que esté bien comunicada, el aparcamiento disponible, los colegios, las tiendas, zonas verdes o lo que más te interese.

Por otra parte, también tendrás que examinar la vivienda con precisión. Fíjate en la superficie útil y construida, el número de armarios, trasteros, etc. También te recomendamos que mires las puertas y ventanas y la iluminación que tiene el piso. Conocer aspectos como el aislamiento te ayudará a tomar decisiones acertadas.

Si has estudiado punto por punto todos los rincones de la vivienda y has tenido en cuenta los puntos más importantes, te recomendamos que como último paso antes de dar el visto bueno acudas a tu Ayuntamiento y te asegures que la vivienda no se va a ver afectada por ningún plan urbanístico.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .