Isabel de 51 años se enfrenta a 2 años y medio cárcel por detener desahucio. #IsaLibre

07/11/2017

Isabel, vecina de Tetuán de 51 años y madre de dos hijas, se enfrenta a dos años y medio de cárcel por detener un desahucio en 2014.

Ha sido acusada de lesionar a tres antidisturbios de la policía municipal con sus propias manos, mientras estaba en el suelo.

Será juzgada por dos delitos de lesiones y resistencia, además de dos faltas de resistencia.  Se solicitan para ella dos años y medio de prisión, 4.000 euros de indemnización y una multa, además de las costas.

El próximo 14 de noviembre a las 11:30 se celebrará el juicio en los juzgados de lo penal C/ Julián Camarillo, 11. Las vecinas y el grupo antidesahucios de la asamblea de Tetuán 15-M invitan a la ciudadanía a una concentración de apoyo en la puerta.

El hashtag #IsaLibre fue trending topic en Twitter durante todo el día de ayer, como muestra de la solidaridad despertada por el caso en todo el país. 

El 20 de noviembre de 2014, un grupo de vecinas de Tetuán se concentraba frente a una vivienda para evitar el desahucio de Umberto, víctima del mayor estafador de España – el usurero Antonio Arroyo Arroyo – que le había arrebatado su casa (completamente pagada) por un préstamo de 4.000 euros[1].

Como tantas veces, nuestra compañera Isabel acudió para intentar negociar con la comisión judicial en lo que parecía un desahucio tranquilo, puesto que se trataba del primer intento y se había interpuesto una solicitud de aplazamiento en el juzgado.

De repente, aparecieron varias furgonetas de antidisturbios municipales, que comenzaron a empujar a las pocas vecinas que allí se encontraban para “limpiar” la calle. Isabel cayó al suelo y fue agarrada por las axilas y conducida en volandas a un callejón cercano por ocho policías. Allí, lejos del resto del grupo, la redujeron contra el suelo, le arrancaron el bolso y esparcieron su contenido.

Supuestamente, en aquel momento, Isabel fue capaz de herir a tres policías antidisturbios mientras se encontraba en el suelo reducida y rodeada de agentes. La acusación es tan ridícula, tanto por la complexión física de esta mujer de 51 años como por su carácter pacífico, que sólo puede explicarse cómo un intento deliberado de criminalizar la lucha vecinal.

En un primer momento Isabel fue acusada de desórdenes públicos y lesiones, siendo citada para un juicio de faltas en febrero de 2015[2]. Pero nada más abrirse la sesión, la fiscal decidió elevar la acusación a dos delitos, uno de resistencia y otro de lesiones, además de dos faltas de lesiones. En consecuencia, Isabel se enfrenta a una petición de dos años y medio de cárcel, suficiente para entrar a prisión a pesar de tratarse de su primera condena. Por si fuera poco, la piden una indemnización de 4.000 €, además de una multa y las costas.

Como dice nuestra vecina, “las personas que paramos desahucios vamos con el corazón, con las entrañas y con nuestros cuerpos, porque no tenemos armas, no tenemos otra cosa”[3]. La no violencia es una constante de nuestro movimiento y nadie puede creerse que Isabel haya sido capaz de lesionar a tres policías antidisturbios con sus delgados brazos. La fuerza de Isabel está en otra parte: en la lucha constante y pacífica de cientos de personas que se organizan en cada barrio para defender a sus vecinos ante la especulación inmobiliaria, los bancos y los estafadores como Antonio Arroyo. Su represión, sus montajes y sus mentiras, nunca conseguirán apagar nuestra solidaridad.

Invitamos a todas las personas solidarias a acompañar a Isabel durante su juicio el próximo 14 de noviembre, a las 11:30 en los juzgados de Julián Camarillo 11, <M> Ciudad Lineal o García Noblejas.

Porque contra la represión somos un solo cuerpo, porque Isa no se toca.

#IsaLibre

Grupo antidesahucios de la asamblea de Tetuán 15-M


[3] Entrevista a Isa en Radio Almenara, minuto 13:35.  http://www.ivoox.com/buenos-dias-tetuan-28enero-isabel-las-personas-vamos-a-audios-mp3_rf_4010639_1.html

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .