Inician campaña contra la burbuja turística en el centro de Madrid

16/01/2018

Presentación de la campaña de asociaciones, colectivos vecinales en defensa de los derechos básicos de los vecinos, en defensa del centro histórico de Madrid y el derecho a la ciudad.

Esta semana se celebra Fitur, y desde la red vecinal Lavapiés, ¿dónde vas?  reivindican otro modelo turístico que permita poder seguir habitando la ciudad.

Foto: barrio de Lavapiés (Flickr)

La campaña ciudadana contra la turistización sin control de los barrios es una iniciativa dirigida a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y a la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena. Asociaciones y colectivos vienen denunciando el crecimiento desorbitado de la turistización en la zona centro y su impacto en toda la ciudad.

• Se manifiesta en una invasión de alojamientos turísticos fuera de la legalidad, la proliferación desproporcionada de hoteles, bares y terrazas que convierten el centro de Madrid en un espacio comercial que se configura progresivamente sólo para turistas donde los derechos de las personas en los barrios de Madrid se ven profundamente afectados.

• Los alojamientos turísticos sustituyen a las viviendas residenciales y los turistas a los vecinos, que somos expulsados. Ha surgido un nuevo tipo de desahucio al dispararse los precios de los alquileres, que ya alcanzan los niveles de 2008, cuando estalló la burbuja inmobiliaria. Este fenómeno se ha visto favorecido por la Ley de Arrendamientos Urbanos de la Comunidad de Madrid, de reciente aprobación. La turistización es la forma actual en que se expresan los procesos de especulación inmobiliaria que conocemos en Madrid.

• En los edificios residenciales donde vivimos se imponen actividades económicas no residenciales sin el permiso de las comunidades y bajo el imperio de la ley de la selva. Además de no tributar, los beneficios que obtienen esos empresarios se apoyan en la merma de derechos de los vecinos las personas. Un porcentaje considerable funciona al margen de la legalidad aprovechando la inacción de los responsables municipales y autonómicos.

• El resultado no puede ser más pernicioso. Se multiplican los usos indeseables de los edificios donde residimos. El ruido insoportable de la calle y el ocio nocturno se traslada al interior de los edificios donde las fiestas, el trajín de maletas, la saturación deterioran las zonas comunes, el espacio público y la convivencia.

• El ocio nocturno, las terrazas, la proliferación de bares, el botellón, el ruido, la suciedad, etc. hacen de nuestros barrios y calles unos lugares insoportables para vivir. Todo ello, nos convierte en extraños en nuestros propios barrios.

• El monocultivo de ocio y turismo provoca más contaminación ambiental, acústica y lumínica en la ciudad; una mayor huella ecológica en el medio ambiente, al sumarse las emisiones e impactos del tráfico aéreo y terrestre, el aumento del consumo de agua, la cantidad de residuos y, en general, el impacto medioambiental de la actividad turística global.

• Los vecinos y vecinas de Madrid somos acogedores y nos gusta que otras gentes conozcan y disfruten de la ciudad que amamos. Pero también queremos seguir viviendo en ella. Poder cuidar nuestras calles y plazas, nuestro patrimonio histórico, nuestras maneras de vivir y nuestros recursos para que estos no sean solo fuente de beneficio privado, sino también, y por encima de todo, espacios y posibilidades de convivencia. Porque nuestra ciudad no está en venta y nuestras vidas tampoco.

 

Datos

  • Turismo masivo: El pasado agosto Madrid tuvo 706.159 visitantes y nueve millones hasta noviembre.

  • El distrito centro tiene 2.918 establecimientos hoteleros y 29.843 plazas legales (otros muchos no se contabilizan por no contar con licencia y denunciados sin éxito).

  • El portal AirBnb cifra en 36.681 las plazas disponibles en viviendas de uso turístico (VUT) en el distrito centro. Esto, sumado a los hoteles, supone un total de 68.253 plazas de hospedaje frente a los 132.000 habitantes del distrito; lo que supone una plaza de hospedaje por cada dos habitantes.

  • El 20% de los propietarios (1.600) posee el 50% de la oferta total y el 10% acapara el 50% de los ingresos. Estos datos apuntan a que, si alguna vez la plataforma funcionó como un vehículo para la economía colaborativa entre particulares, cada vez se parece más a un negocio convencional.

  • A este tsunami turístico se suma la existencia de cerca de 4.000 bares, uno por cada 33 habitantes en el distrito y la proliferación de terrazas en muchos casos ilegales o que incumplen la normativa.

  • Sólo entre 2014 y 2016 la oferta de alojamiento turístico se ha disparado exponencialmente. Un crecimiento de 10.000 al año, según se desprende de distintos estudios y del atlas de la turistificación.

 

 

Convocan: FRAVM, Asociación Vecinal Sol y Letras, Lavapiés, ¿dónde vas?, Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad, Avv Cavas (La latina), Avv Chueca, Avv Austrias, AVECLA, Avv La Corrala, AVEPLAMA, Avv Barrio de las Letras, Ecologistas en Acción, PAH Madrid, Sindicato de Inquilinas de Madrid, Coordinadora de Asociaciones de vecinos de Centro.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .