La familia de deifontes es finalmente desalojada de su vivienda en la cuarta intentona

08/02/2018

Ha sido en el cuarto intento de desahucio, cuando la familia de Eva y José es desalojada de la vivienda. Un fuerte dispositivo de la USECIC -unidad de seguridad ciudadana de la guardia civil- corta el acceso de las tres calles por las que se puede llegar a la vivienda de la familia de Deifontes. Vecinos y activistas de Stop Desahucios se van juntando en los tres cordones de seguridad establecidos.

Cerca de las 11h de la mañana, hora prevista para el desahucio, alrededor de  300 personas cantan y gritan consignas sobre el derecho a la vivienda. Los agentes judiciales se presentan puntuales. Dentro de la vivienda está la familia y cuatro responsables políticos (Carmen Pérez -parlamentaria andaluza, Carmen Capilla -diputada provincial y los alcaldes de Piñar y Salar), que, tras identificarse, el jefe del operativo los deja acceder a la casa. El fuerte dispositivo de la guardia civil, y la actitud de los agentes judiciales, hacen presagiar que,  esta vez, la jueza del juzgado de primera instancia Nº 14 de Granada no está dispuesta a volver a suspender el desalojo. Cuando el cerrajero contratado se acerca a la puerta principal, un grupo de vecinos y activistas rompen los cordones de seguridad y, aproximadamente, unos 30 logran llegar a la puerta. A modo de barrera, se sientan en la calle. Efectivos de la guardia civil comienzan a desalojar a las personas de la puerta, llevándoselos en volandas detrás del cordón de seguridad. Son momentos de gran tensión, a los que siguen un sinfín de conversaciones entre el alcalde, Paco Abril, el jefe del operativo, concejalas del Ayuntamiento y familiares de Eva y Jose.

En uno de los cordones de seguridad son identificadas, y probablemente se presentará denuncia contra ellas, dos activistas de Stop Desahucios. Después de desmontar la cerradura, no consiguen entrar a la vivienda; lo hacen, posteriormente, por la puerta de la cochera, La familia y los responsables políticos son desalojados de la vivienda y el cerrajero cambia la cerradura. Eva, José y sus dos hijas -la nieta está en el colegio-, en un fuerte estado de shock, son acompañados por vecinos a la casa de unos familiares que viven enfrente. Un triste historia la que se ha vivido hoy en Deifontes, pero el equipo de gobierno del ayuntamiento y Stop Desahucios Granada 15M seguiremos intentando negociar con el banco portugués -PRIMUS- la recompra de la vivienda para que esta familia pueda volver a su casa. Como se gritaba hoy en Deifontes, ¡la vivienda no es un lujo, es una necesidad!

STOP DESAHUCIOS GRANADA 15M

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .