Nace el Espacio Vecinal Paco Caño, un lugar de encuentro y reflexión en el centro de Madrid

27/11/2018
  •  La FRAVM convierte su local de la calle San Cosme y San Damián, 24 en un centro social en honor a su querido ex presidente.
  • La inauguración tuvo lugar el pasado sábado en el marco de la celebración del 50 aniversario del movimiento vecinal.
  • El lugar alberga la Escuela Vecinal y el incipiente archivo del movimiento vecinal y es usado como sede habitual de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y otros muchos colectivos sociales.

Desde el pasado sábado, 24 de noviembre, el local de la calle San Cosme y San Damián, 24 que hace las veces de segunda sede de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y hoy en día utilizan colectivos sociales como la PAH o la Asociación de Viandantes A Pie, tiene una nueva denominación: Espacio Vecinal Paco Caño. Un nuevo nombre, en honor a una de las figuras imprescindibles de la historia del movimiento vecinal, y un nuevo sentido, pues busca convertirse en un lugar permanente de encuentro, memoria, diálogo y reflexión de los movimientos sociales madrileños.

La FRAVM inauguró este nuevo centro social ubicado en el castizo barrio de Lavapiés aprovechando la celebración del medio siglo de vida del movimiento vecinal en la región. Lo hizo con un sencillo acto en el que tuvieron un papel destacado la familia de Caño y la Asociación Vecinal de Villa Rosa de Hortaleza, la entidad y el barrio a los que dedicó la mayor parte de su vida. María del Carmen Lostal, presidenta de esta asociación y vicepresidenta de la FRAVM, trasladó el agradecimiento de sus gentes ante el gesto, que es “también un pequeño homenaje a todos los compañeros que nos han dejado en el movimiento vecinal en estos 50 años”.

El Espacio Vecinal Paco Caño, que aspira a ser un lugar de conocimiento del movimiento vecinal con la celebración regular de conferencias, jornadas y encuentros, seguirá albergando la llamada Escuela Vecinal de la FRAVM, sus servicios de Dinamización Vecinal y de Empleo, así como el incipiente archivo de documentos e imágenes de este movimiento que en su día inició el propio Caño. Del mismo modo, continuará siendo sede de la PAH, la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV), la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid-Marea Blanca, Audita Sanidad, A pie, Carta contra el Hambre y Psicología Comprometida, entre otros colectivos y plataformas sociales. Es decir, un territorio de unión, encuentro y solidaridad, “algo por lo que Caño estuvo mucho tiempo trabajando”, en palabras de Lostal.