Alfredo Apilánez

La gobernanza de la pobreza

Del neoliberalismo despiadado a la renta básica paliativa

Entendemos por ‘paternalismo neoliberal’ aquella estructura social emergente en la que el Estado desempeña un papel paradójico. Se encarga, por un lado, de estructurar con determinación la mayoría de los aspectos de la sociedad al servicio de los ‘arrendatarios del laissez-faire’, mientras que al mismo tiempo ejerce el papel de facilitador de la ‘gobernanza de la pobreza’”.

Joe Soss, Richard Fording y Sanford Schram, “Disciplinando la pobreza” (2011)

¡No es la desigualdad, estúpido!

La "nueva izquierda" y el trampantojo de la desigualdad
 
"Hay que preguntarse si la economía pura es una ciencia o si es “alguna otra cosa”, aunque trabaje con un método que, en cuanto método, tiene su rigor científico. La teología muestra que existen actividades de este género. También la teología parte de una serie de hipótesis y luego construye sobre ellas todo un macizo edificio doctrinal sólidamente coherente y rigurosamente deducido. Pero, ¿es con eso la teología una ciencia?”

La teología económica

“Esta adhesión a unos modos de interpretar el mundo contra los vientos y
mareas de la realidad, esta obstinada aplicación de los mismos enfoques a
cualquier campo o problema en busca de evidencias empíricas siempre
triunfantes, nos recuerda más el comportamiento de la alquimia que aquel
otro acorde con los cánones tantas veces descritos de la ciencia
experimental”
José Manuel Naredo
“La economía es una rama de la teología”
Joan Robinson

1.      Hermenéutica

Encarnizamiento terapéutico

El neoliberalismo es la respuesta a un gran fracaso de dimensiones históricas, a saber, la incapacidad del capital para mantener tasas de ganancia adecuadas

Alejandro Nadal

El crédito, que es un ingreso consumido antes de haberse realizado, puede posponer el momento en el que el capitalismo alcance sus límites sistémicos, pero no puede abolirlo. Incluso el mejor de los encarnizamientos terapéuticos debe concluir algún día

Anselm Jappe

1-Deudocracia

Suscribirse a Alfredo Apilánez