Arthur González

Yanquis, a Venezuela se respeta

Estados Unidos acostumbrados a ordenar y partirle el brazo a aquellos que lo desobedecen, se encontró nuevamente con un hueso duro de roer, el pueblo venezolano con dignidad y valentía. Ante ese obstáculo hacen lo imposible por derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

El chavismo pone en peligro la autoridad yanqui en América Latina, algo que hizo Cuba en 1959. Por ese motivo la invadieron en 1961, le impusieron una guerra económica y financiera desde 1962, la expulsaron de la OEA en 1964 y desde 1960 ejecutan actos terroristas.

La ira del imperio contra Venezuela

Se sabía que los yanquis aguardaban los resultados de las elecciones en Venezuela para ejecutar sus represalias diseñadas de antemano, y ante la rotunda victoria de Nicolás Maduro, la ira yanqui se desató.

Ellos no asimilan que la escasez de productos, resultado de su guerra económica, no cambie la forma de pensar de millones de venezolanos. Es el mismo error que comenten con Cuba, porque su terquedad y prepotencia les impide aprender la lección.

Planifica mafia terrorista de Miami sabotear Cumbre de las Américas

Integrantes de la mafia terrorista anticubana a en Miami, pretenden sabotear la Cumbre de las Américas en Lima. Para lograrlo preparan a un grupo de residentes en Estados Unidos, como si fueran representantes de la sociedad civil cubana, encabezada por Rosa María Payá, la cual tiene estatus de “refugiada política”, como cientos de esbirros de la dictadura de Fulgencio Batista, que huyeron de la justicia.

EE.UU. donde no hay libertad de pensamiento ni de palabra

Congresistas y Senadores de Estados Unidos llevan medio siglo acusando a Cuba de coartar la libertad de pensamiento y expresión, acusándola ante organismos de derechos humanos en Ginebra, con respaldo de campañas mediáticas en sus medios oficialistas; pero ahora la verdad sale como el sol, demostrando que es en Estados Unidos donde no existe libertad para pensar y menos de expresar lo que se siente.

Quienes se atrevan a disentir de la política trazada por el Gobierno, será castigado y acusado de “comunista”, aunque nunca haya leído el Capital de Karl Marx.

Páginas

Suscribirse a Arthur González