Fernando Dorado

Impedir la guerra fraticida en Venezuela

Desenmascarar el injerencismo extranjero y evitar la guerra…
Popayán, 27 de julio de 2017 
 
Todo lo que ocurra en Venezuela tiene implicaciones directas en Colombia y América Latina. Mucho más cuando ex-presidentes colombianos alientan abiertamente el golpismo en Venezuela y gobiernos de la región en ejercicio se prestan para organizar complots injerencistas liderados por el gobierno de los EE.UU. Por ello hay que ayudar a desenmascarar la trama que se ha armado, los actores y los objetivos en la mira.
 

Reconocer los problemas y retomar las tareas democráticas

Popayán, 17 de julio de 2017

Las revoluciones no se piensan, ellas se desatan y nos arrastran”

Desde la distancia y con sentimiento solidario escribo estas notas al calor de las luchas y esfuerzos que hacen los trabajadores y los pueblos de América Latina y, en especial, de Venezuela, por encontrar el rumbo libertario en este instante de nuestras vidas.

En Venezuela, una semana crucial: diálogo o guerra abierta

“Con el tiempo todo se descubre; las mentiras más ocultas, las razones más ciertas y las personas más falsas”

Proverbio popular

En momentos críticos como los que vive Venezuela es cuando más atención hay que ponerle a los hechos, más que a las palabras. Es en esos instantes, cuando la retórica intenta ocultar la realidad que hay que esforzarse para “ver más allá”. Con todo, las palabras deben ser leídas en código negativo; el SI en verdad es NO y viceversa.

En Colombia las mayorías no creen en la paz

“El verdadero acto es una ruptura después de la cual ‘nada sigue siendo igual’”.

Slavoj Zizek

Las mayorías en Colombia no creen en la paz. En la “paz” que ha vendido el gobierno y las FARC. Pero, tampoco les seduce la idea de “hacer trizas los acuerdos” que propone Uribe. Esas mayorías se expresaron el pasado 2 de octubre, y en general, de acuerdo a las consultas y encuestas hechas recientemente, no han cambiado su percepción. Por ello, muy pocos celebran los reiterados y promocionados “días históricos”.

Ir más allá de los acuerdos de la Habana

Para consolidar la paz hay que ir mucho más allá de los acuerdos de La Habana.

Hay que plantear propuestas que sean garantía de que el cumplimiento de los acuerdos no se quede en el papel o se conviertan en "paños de agua tibia".

Por ello hay que impulsar iniciativas que entusiasmen a toda la población que no se siente incluida en esos acuerdos.

Ellas son (entre otras):

- Derrotar la corrupción político-administrativa (control social desde abajo, veedurías populares, sanción moral efectiva, recuperación de los recursos robados).

El gobierno colombiano de Santos raspa la olla... y miente

El gobierno miente

El Estado colombiano está en graves problemas fiscales y presupuestales por:

  • La aplicación de un modelo de desarrollo que hizo crisis (locomotora minera) y ahora le echan la culpa a la caída de los precios internacionales del petróleo.(http://bit.ly/2scUnF3)

  • La corrupción que se roba más de 50 billones de pesos anualmente. (http://bit.ly/2qBBHdW)

La fábula del atracador y el atracado

Un atracador armado hasta los dientes asalta a un experto en artes marciales y le roba todas sus pertenencias. Lo viola y humilla, pero le “perdona” la vida.

Al atracado le da vergüenza reconocer lo sucedido y muestra el hecho de que salió vivo del incidente como un gran triunfo. Pretende no perder prestigio ante sus conocidos.

El atracador se da cuenta de la debilidad del atracado y como tiene pruebas de la “violación” decide convertir el hecho en una estafa continuada.

El gran capital y los trabajadores frente a la coyuntura política en Colombia

Frente a las luchas de la humanidad por rescatar la democracia que está secuestrada por la burguesía financiera y por garantizar la supervivencia de la humanidad ante las mortales amenazas que se ciernen sobre su futuro, como el cambio climático, el peligro de guerras nucleares o el impacto de virulentas epidemias, el único sector de las actuales clases sociales que está en condiciones de dinamizar las luchas sociales en cada nación, región y en lo global-planetario, son los “trabajadores precariados” (profesionales, tecnólogos, técnicos y otros).

Páginas

Suscribirse a Fernando Dorado