Francisco González Tejera

Delito de odio

Delito de odio es no llegar a fin de mes, que nos gobiernen corruptos, que desahucien a familias enteras y a niños a punta de pistola policial, las 356.000 personas enfermas dependientes asesinadas en sólo dos años por la retirada de las ayudas a la dependencia.
 

El régimen español es “La manada”

Un grupo de tipos asquerosos, desbocados, autodenominados “La manada”, entre ellos un militar español y un guardia civil, violan presuntamente oral, vaginal y analmente a una chica de 18 años en los últimos San Fermines y no pasa nada, la judicatura que lleva su caso no admite como prueba otros abusos sexuales a otra joven un mes antes en Córdoba por parte de estos ultra violentos personajes.
 

Canción triste de Tamaraceite

Ochenta años después de convertir Tamaraceite en un espacio para el terror, con cinco fusilados y decenas de desaparecidos por los fascistas, en esto que huele tan mal y que llaman “democracia a la española”, sigue pisoteado en sus derechos elementales este pueblo olvidado por los políticos, tipos y tipas que se aprovechan de la desvertebración social para sacar tajada de jugosas prebendas, las que genera un centro comercial de los más grandes de su Egggpaña cañí del “A por ellos oeee”.
 

Ante los brutales ataques fascistas

Viendo a los grupos fascistas amparados por el régimen español, con una policía pasiva ante las gravísimas agresiones sobre quienes se manifiestan de forma pacífica, recibiendo golpes con barras de hierro, patadas, puñetazos, bebidas ardiendo en el rostro de periodistas que hacían su trabajo, se ve a las claras la estrategia del nuevo partido único español PP-PSOE-Cs, la misma que iniciaron en el 36 quienes llenaron España de fosas comunes y cunetas, con cientos de miles de asesinatos de estado.
 

Sor Amparo y la ternura

Sor Amparo era la única que tenía algo de humanidad en la Casa del Niño de Las Palmas, la monja de unos 55 años los protegía de las palizas y las borracheras de los curas y falangistas, que venían de noche a escoger a los chiquillos que iban a violar, estaba mal vista por el clero canario y le habían puesto la etiqueta de “comunista”, simplemente por no permitir los abusos sexuales, las palizas y la venta de los chiquillos huérfanos de personas asesinadas en la isla por los fascistas.
 

Páginas

Suscribirse a Francisco González Tejera