Ilka Oliva Corado

Resistir, resistir, resistir

Hubiera resultado tan fácil que Cristina al siguiente día de terminado su mandato presidencial en Argentina, agarrara sus tiliches y se largara al extranjero; total que había cumplido lo que le correspondía como jefa de gobierno. Lo mismo hubiera hecho Dilma cuando le dieron el golpe de Estado, lo más fácil: largarse y no voltear atrás. Pero se quedaron y no para estar de brazos cruzados, lo mismo que Lula que no ha parado un día.
 

La familia tradicional como imposición

Desde el inicio de los días, el sistema patriarcal nos ha impuesto hasta la forma en la que debemos caminar o sentarnos, todo respecto al rol de género y no hablemos de comportamientos porque vienen por categorías dependiendo los estereotipos y los prejuicios; que vienen por patrones de crianza o bien, nosotros ya mulones optamos por patentarlos como propios a conveniencia.
 

Buitres carroñeros contra Venezuela

No nos alcanzará la vida ni la historia del tiempo, para arrepentirnos como latinoamericanos si dejamos que  los buitres carroñeros  despedacen a Venezuela. 
 
La ofensiva contra la Revolución del Niño Arañero  se  ha instalado con pie firme, a la estocada por la espalda se unen medios de comunicación de carácter corporativo, columnistas, periodistas de radio y televisión, artistas, deportistas y cuanto mequetrefe sienta que apuñalando por la espalda puede obtener beneficio personal de caer la Revolución Bolivariana. 
 

¿Y usted, fue a manifestar los sábados de ir broncearse en el 2015?

Le pregunto a usted guatemalteco de doble moral, ¿fue a manifestar los sábados de ir a broncearse? ¿Apoyó las manifestaciones masivas, en las plazas en el 2015? ¿Fue de los que se devanaba y lanzaba bocanadas para que le tomaran la foto del recuerdo? ¿Usted sintió cólera e indignación, que lo hicieron ir a manifestar? ¿Usted fue de los que gritaban que con su generación se habían equivocado? ¿Usted era de los que gritaban que landivarianos y sancarlistas eran pueblo? ¡Pero patadas en el culo!
 

Transgredidas, testimonios de sobrevivientes de la violencia de género

Transgredidas es uno de los libros que más me ha costado escribir,  me ha dolido,  lo he llorado y lo  he sentido en carne viva, porque son relatos de testimonios e historias de niñas, adolescentes y mujeres que sufrieron abuso sexual, ya sea en su camino como migrantes indocumentadas hacia Estados Unidos o bien fueron víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual.
 

Páginas

Suscribirse a Ilka Oliva Corado